En la edición número 37 del programa Desde Donde Sea, que se transmite todos los jueves a través de las redes sociales, el comunicador y filósofo, Miguel Ángel Pérez Pirela tuvo como invitado especial al escritor, abogado y analista, Luis Britto García, con quien analizó los últimos acontecimientos ocurridos en Bolivia tras el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales.

 

Britto García lamentó lo que acontece en el país andino, situación que catalogó de cacería humana, debido a la forma en la que oficiales de las Fuerzas Armadas, la policía, así como dirigentes de la ultraderecha tratan a la población indígena.

 

Estamos en momentos decisivos de Nuestramérica. Vemos a gobiernos de extrema derecha arremeter contra los pueblos como si estuviéramos en las dictaduras del con sur de los años 70”, puntualizó.

 

El entrevistado acotó además que “los golpistas dicen que el golpista es Evo, porque ganó con más de 10 puntos. Hay una cacería humana contra el pueblo, los movimientos sociales, aquellos participantes del Gobierno de Evo, hay un proceso de destrucción y de asesinatos en masa”.

 

Recordó algunos logros alcanzados por Morales en Bolivia, país que fue catalogado por Pérez Pirela como el que posee “una de las mejores economía del continente”.

 

“Tenía una tasa de desarrollo constante, con los mejores resultados económicos y sociales. Redujo los niveles de pobreza, redujo el analfabetismo, construyó viviendas de interés colectivo. Ese es el motivo para deponer a ese Gobierno. Ese es el motivo para derrocar a un presidente. Eso es lo que ofrece la derecha. Una conducta racista”, apuntó Britto García.

 

Por su parte, el conductor de Desde Donde Sea explicó, que en esa nación se produjo, no solo un golpe mediático, sino también racista, donde la supremacía blanca “que también es indígena” trata de desplazar a la mayoría de la población que es de ascendencia originaria.

 

En este sentido, el invitado acotó que más del 60 por ciento de los habitantes del país andino se reconoce indígena, mientras que del grupo restante hay un sector que, “aunque no se reconoce originario, lo es”.

 

Ambos analistas coincidieron en el hecho de que Evo Morales culminaba su actual período de Gobierno en enero de 2020 por lo que su sustituta, ante la renuncia de su vicepresidente, Álvaro García Linera, debió ser la Presidenta del Senado quien pertenece al MAS, partido político que lideriza el mandatario boliviano.

 

“Vivimos tiempos de autoproclamados”, señaló Britto García, al tiempo que aseguró que “la renuncia de Morales fue un error, porque deja un vacío de poder que la derecha puede hacer como quiera”.

 

En este orden de ideas Pérez Pirela afirmó, que dicha renuncia es inválida “porque no llegó a la cámara y se hizo con un fusil en la cabeza”.

 

Para el entrevistado otro error de la administración boliviana, fue haber permitido que la Organización de Estados Americanos (OEA) se inmiscuyera en el conflicto. “Era un asunto interno de ese país. La propia carta de la OEA dice que no puede haber injerencia en los asuntos internos de otra nación. La OEA legitima y deslegitima autoridades que solo pueden ser legitimadas y deslegitimadas por el pueblo”.

 

Para él es necesario que todo “Gobierno progresista entienda que tenemos una serie de problemas por delante que no podemos resolver haciendo concesiones”.

 

Ante la pregunta que le hizo el moderador del programa sobre si el imperio le está haciendo pagar a Bolivia las consecuencias del resurgimiento de la izquierda en el continente, el entrevistado fue tajante al manifestar que la repuesta es afirmativa.

 

“Si, claro que sí. Hay una avalancha progresista y el imperio quiere acabar con ella y con nuestros presidentes electos. Nuestra responsabilidad es defendernos, sobrevivir y vencer”, expresó el intelectual. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook