fbpx
#LoÚltimo
Corrupción en diputados de la derecha, ayuda humanitaria, TSJ paralelo: Pérez Pirela en DDS
Diciembre 5, 2019 -

En la edición número 38 del programa Desde Donde Sea, que se transmite todo los jueves a través de las redes sociales, el comunicador y analista político Miguel Ángel Pérez Pírela catalogó de impresionante la revelación de una red de corrupción en la que están involucrados diputados de la bancada de la derecha de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, entre ellos Juan Guaidó.

 

Señaló que se trata de un atajaperro, en el que todos se acusan entre sí. “Es muy grave lo que está pasando aquí”, precisó.

 

Indicó, que “cuando Guaidó levanta la mano derecha y se autoproclama ‘presidente interino’, antes de intentar darle el golpe de Estado al presidente Nicolás Maduro, la primera víctima de esta acción fue la propia oposición. Muchos de los parlamentarios que no pertenecen a Primero Justicia y Voluntad Popular se enteraron por la televisión”.

 

En este sentido señaló, que “Leopoldo López es el titiritero de Juan Guaidó. No lo digo yo, lo dice Humberto Calderón Berti, quien hasta hace pocos días fungía como supuesta embajador de Venezuela en Colombia.

 

El también politólogo expresó, que el propio Calderón Berti  confesó que sabía lo del llamado “Cucutazo”. “Allí estuvo Miguel Bosé, Juanes, Chino y Nacho. En la trampa cayó hasta Don Omar que donó un millón de dólares y hasta ese dinero se lo robaron”, manifestó el comunicador.

 

Recordó el caso del diputado Freddy Superlano, quien en febrero de este año y días previos al supuesto ingreso de la “ayuda humanitaria”, estuvo en un burdel acompañado por su primo y dos prostitutas, quienes los drogaron y robaron. Por este hecho murió el familiar del parlamentario venezolano.

 

“Al sol de hoy no hay una sola explicación del por qué Guaidó botó a Calderón Berti. Él dice que fue por las investigaciones que estaba haciendo por lo del ‘Cucutazo”, refirió al tiempo que precisó, que el experimentado político “tiene que ver con el caso de Monómeros”.

 

El escritor y poeta hizo también un recuento del caso de esta empresa venezolana con sede en Colombia, de la que se apropiaron los factores de la derecha y que hoy en día genera pérdidas.

 

Recalcó que no se podía esperar otro escenario debido a que la directiva ilegal de esa empresa, “está integrada por un miembro de cada uno de los partidos de la derecha… Se repartieron la cochina a imagen y semejanza de la Cuarta República. Que le puede esperar a Monómeros, la quiebra. Todo esto está pasando con la excusa del cese de la usurpación y la ayuda humanitaria. Lo grave es que están tomando la sagrada ayuda humanitaria para hacer negocios”.

 

Pérez Pirela aseguró, que para llevar adelante todas estas acciones ilegales, los factores de la derecha que están involucrados en este macabro juego, como él mismo lo calificó, “se jugaron la carta de que en Venezuela no había leyes, es decir, que podían hacer lo que quisieran, porque ellos desconocían el poder judicial. Para ellos no hay ley porque ellos nombraron un tribunal supremo y un Ministerio Público paralelo en Bogotá. En Venezuela hay un TSJ en funciones y una fiscalía en plenas funciones. Ellos se creyeron su mentira”.

 

El filósofo apuntó que en medio de este escándalo de corrupción, “se buscan activar el Tiar para invadir a Venezuela”.

 

En este sentido especificó, que la idea es meterle miedo al Gobierno nacional y al pueblo venezolano, con una posible invasión militar.

 

Se inventan el Tiar como falsa bandera para tapar el gran escándalo que se está propiciando desde la oposición. En un primer momento era para meterle miedo a Nicolás Maduro y decirle vamos a invadir”.

 

El conductor de Desde Donde Sea añadió, que a pocas semanas de culminar el 2019, la supuesta presidencia interina de Juan Guaidó” está terminando en una olla podrida de actos de corrupción. Lo más duro es que robaron en nombre de la ayuda humanitaria, en nombre de una supuesta lucha contra una supuesta dictadura”.

 

Sobre este punto declaró: “Ya no hay justificación posible, no se puede pensar que esto era una práctica nueva y que esto empezó con Calderón Berti. Eso era un secreto a voces”.

 

(LaIguana.TV)