Agentes federales incautaron 250 millones de dólares al extesorero venezolano Alejandro Andrade, quien cumple una sentencia de 10 años de prisión por su papel clave en un esquema de lavado de dinero de $1,000 millones que le permitió ocultar una fortuna en bancos extranjeros y comprar propiedades de lujo en el sur de la Florida.

 

Durante el último año las autoridades estadounidenses han decomisado unos 50 millones de dólares a Andrade, incluidas cuentas bancarias en el extranjero, una granja de caballos en Palm Beach, 14 caballos finos y una flotilla de autos de lujo.

 

Un agente especial federal de EEUU calificó el robo de Andrade como “un desfalco significativo de un país”.

 

Como parte de un trato judicial, Andrade se declaró culpable en EEUU en 2017 de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero, y fue condenado en noviembre de 2018 a 10 años de cárcel.

 

El decomiso de 1.000 millones de dólares, la confiscación de todos los activos involucrados en el esquema de corrupción, incluidos bienes raíces, vehículos, caballos, relojes, aviones y cuentas bancarias, forman parte de este acuerdo de culpabilidad.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook