Caribes de Anzoátegui necesitó de 13 entradas para colocarse a un paso de su sexta final en su historia, tras derrotar este miércoles con apretado marcador de 3-2 a Tiburones de La Guaira, en el Estadio Alfonso «Chico» Carrasquel de Puerto La Cruz.

 

La victoria fue posible gracias a un imparable de Niuman Romero, quien al segundo lanzamiento de Kristhiam Linares y con tres en circulación la puso hacia lo profundo del jardín central para traer al home a Gorkys Hernández, quien anotó tranquilamente desde la antesala la carrera del gane de la Tribu.

 

La semifinal favorece a los orientales 3-0 y este jueves un triunfo más ratificará a Anzoátegui como el equipo más consistente de los últimos años.

 

El primero en abrir el marcador fue Tiburones, en la parte alta del segundo tramo. Daniel Mayora aprovechó un wild pitch de Francisley Bueno para anotar desde tercera y colocar el 1-0.

 

Dos entradas después, Caribes empataría las acciones aprovechando los deslices de Ángel Ventura y la defensa litoralense, que permitió que se le embasaran César Valera y Balbino Fuenmayor, por pelotazo y error del camarero Edgar Durán, respectivamente, para que Denis Phipps impulsara la primera de la «Tribu» con doblete a la izquierda.

 

En el sexto, La Guaira se fue arriba en el marcador. Junior Sosa y Miguel Rojas sacudieron indiscutibles. En esa situación vino Daniel Mayora para conectar el petardo que trajo la segunda de La Guaira.

 

Tras buenos relevos de Rafael Cova, Francisco Rodríguez y Hassan Pena, Junior Guerra apareció en el octavo para tratar de preservar la ventaja, retirando fácilmente a Willians Astudillo y César Valera, hasta que se midió contra Balbino Fuenmayor, quien sorprendió al bigleaguer con un cuadrangular por el jardín izquierdo para igualar las acciones.

 

Caribes tuvo de la entrada 10 a la 12 la oportunidad de dejar en el terreno a Tiburones, al colocar hombres en posición anotadora. Sin embargo, el batazo clave nunca llegó, en parte por lo efectivo del relevo salado.

 

Pero en el capítulo 13 vino la emboscada anzoatiguense. Luego de un out, Julio Pinto otorgó boletos a Hernández y Gabriel Lino. Kendy Batista fue llamado por el mánager Renny Osuna y caminó a Luis Sardiñas, para congestionar las almohadillas. Así las cosas, entró al relevo Linares, quien recibió el imparable de oro de Romero, para poner fin al desafío.

 

(AVN)

Comentarios Facebook