El exdirector de Producción de Petróleos de Venezuela en la región Occidental, José Luis Parada Sánchez, amasó una importante fortuna, al parecer, producto del lavado de dinero y el narcotráfico.

 

En Venezuela se le contabilizan varias propiedades, entre las que destacan: Hacienda Las Maravillas, situada en el sector El Pescado, Barrancas (Barinas); Posada Lasso de la Vega, en La Pedregosa Alta (Mérida), Hacienda El Paguey, Agua Linda (Barinas) y Biohotel Montereal, Páramo de la Culata (Mérida).

 

Dichas propiedades son presuntamente administradas por Diosmen de Jesús Montoya Cardoza, un sujeto con código rojo de Interpol, debido a que es requerido en Curazao por tráfico de drogas.

 

Al parecer, el nexo entre Parada y Montoya viene del año 2015, cuando el ahora exgerente de Pdvsa Occidente estuvo involucrado en el embarque de droga extraída de Colombia, enfriada en el estado Barinas, para luego ser enviada a Curazao, teniendo como destino final Canadá. Esa ruta fue descubierta por las autoridades de la isla antillana cuando decomisaron en el 2016 un alijo de 719 kilos de cocaína. Por ese hecho, Montoya tiene un código rojo.

 

Parada Sánchez se encuentra actualmente en Estados Unidos como testigo protegido de un juicio entablado en ese país contra el empresario iraní Ali Sadr Hasheminejad, procesado por lavado de dinero de Pdvsa.

 

El exdirector de Producción de Pdvsa Occidente ocupó el cargo durante la gestión de Rafael Ramírez como presidente de la estatal venezolana.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook