El pasado sábado 4 de abril, Carlos Vecchio, a quien el autoproclamado Juan Guaidó nombró como su embajador en EEUU, insistió en propiciar que se mantengan las sanciones gringas contra el pueblo venezolano en la coyuntura durante la pandemia de coronavirus.

 

El medio estadounidense Financial Times propuso en recientes fechas el cese a las sanciones económicas a Venezuela por la grave crisis que supone la pandemia, en un artículo titulado «Este es el momento de renunciar a las sanciones en Venezuela». Vecchio cuestionó el artículo y envió una carta al Consejo Editorial para exponer porqué quiere seguir atentando contra su pueblo.

 

Vecchio reitera que en Venezuela se vivía una crisis humanitaria antes de la llegada del coronavirus: «Los venezolanos ya estaban amenazados por una emergencia humanitaria como resultado de la grave corrupción y mala gestión del régimen», dijo en la carta en otro intento por desviar la atención de los escándalos de corrupción en los que se han visto involucrados Juan Guaidó y sus aliados, incluyéndolo a él.

 

Al respecto, Vecchio afirma que «el artículo asume que el gobierno interino tiene fondos bajo su control y los administra activamente. Esto es falso. Muchos de estos fondos están congelados bajo procedimientos legales, incluidas investigaciones de lavado de dinero, en diferentes jurisdicciones»; sin embargo, es del conocimiento público que la Administración de Trump ha entregado más de 128 millones de dólares, según la Usaid, al tinglado gubernamental de Guaidó para que fuese utilizado en la recuperación económica de Venezuela.

 

Vecchio recuerda que Guaidó desea presidir un gobierno de emergencia y coalición —otro más— para manejar la pandemia y destinar —más— fondos a Venezuela. En ese sentido, dijo que «la única forma de garantizar que esta asistencia llegue realmente al pueblo venezolano es eliminar a Maduro y los obstáculos restantes para la restauración de la democracia a través de una transición democrática seria y creíble». Importante recalcar el término «eliminar» usado por el embajador de artificio.

 

Es importante destacar que el Gobierno venezolano, pese a los ataques y bloqueos, tomó medidas oportunas para frenar el avance del coronavirus en el país, al contrario de lo que sucede en Estados Unidos, donde las víctimas infectadas superan las 300 mil.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook