Este miércoles 8 de abril, el papa Francisco criticó a quienes, aprovechándose de la necesidad y desesperación ajenas, hacen negocios en esta coyuntura mundial que se vive por la pandemia del coronavirus.

 

Durante la misa matutina que auspició desde Casa Santa Marta, su residencia, Francisco pidió: «Recemos por aquellos que en tiempos de pandemia hacen negocio con los necesitados, se aprovechan de las necesidades de los demás. A los mafiosos, usureros, que el Señor toque su corazón y les convierta». En este sentido, animó a servir a Dios y ayudar al prójimo y condenó a quienes adoran al dinero.

 

En esta coyuntura queda evidenciado que, no solo hay personas que adoran al dinero y se aprovecha de las necesidades ajenas, sino que también hay países empeñados en imponer sanciones a otras naciones, lo que va en contra de lo expresado por el sumo pontífice.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook