José Alberto Socorro Hernández, alias «Pepero», uno de los capturados por las autoridades venezolanas por ser partícipe de la Operación Gedeón, con la que se intentó ingresar a Venezuela al menos dos grupos de asaltos integrados por mercenarios y armamento de guerra para ejecutar el derrocamiento del Gobierno de Nicolás Maduro mediante el asesinato de los jefes de los Poderes Públicos, confesó que un cartel del narcotráfico colombiano le iba a pagar dos millones de dólares por participar en el plan sedicioso.

 

En un video mostrado este martes 5 de mayo por el ministro de Comunicación y la Información, Jorge Rodríguez, alias «Pepero» confiesa su participación y vincula a varios opositores, prófugos de la justicia venezolana, en el plan, así como el financiamiento del narcotraficante que es familiar de la esposa de Cliver Alcalá Cordones.

 

Según el mercenario, los 2 millones que iba a recibir se los tenía que pagar el narcotraficante «Doble Rueda«, familiar de Marta González, esposa de Clíver Alcalá.

 

De esta manera, este sujeto vincula a Doble Rueda como patrocinantes de la operación del grupo paramilitar encabezado por Harold Lu y Jordan Goudreau en compañía de Joel Palmar y el asesoramiento de la ex fiscal Luisa Ortega Díaz.

 

A Pepero le dicen que la operación va a ser un éxito porque está apoyada por el Estado colombiano, pero termina capturado porque las fuerzas venezolanas en la Operación Negro Primero realizada en Macuto, La Guaira.

 

Este delincuente es capturado porque las fuerzas venezolanas conocían de sus planes. Él era la persona que iba a recibir en territorio venezolano a los mercenarios que incursionaron el pasado domingo 3 de mayo por las costas de Macuto, La Guaira, acción que fue repelida por la Operación Negro Primero que ejecutaron efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) con las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (Faes-PNB).

 

Pepero había coordinado recibir a estos mercenarios con 8 camionetas, de las cuales dos tenían metralletas Afag en el techo.

 

Tras desembarcar en La Guaira, los mercenarios iban a atacar el Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y el Palacio de Miraflores, asegura Pepero en su video.

 

Los sujetos que pretendía recibir Pepero fueron detectados por las autoridades venezolanas y estaban a bordo de una lancha rápida y que efectuaron un enfrentamiento, que terminó con 6 mercenarios muertos, 4 capturados y uno desaparecido.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook