deportado0511142.jpg

Este martes, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela deportó a Colombia al comandante paramilitar Omar Montero Martínez, conocido como alias «Codazzi».

 

De acuerdo con un despacho del Ministerio para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz (MIJP) Montero Martínez era solicitado con alerta roja de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés), por la comisión de los delitos de homicidio agravado y desplazamiento forzado en los departamentos Magdalena y César, en el país colombiano.

 

Montero Martínez fue detenido el pasado 23 de julio en una finca ubicada en Sabana de Mendoza, estado Trujillo, durante una operación de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). El operativo contó con el apoyo de la Dirección de Investigación Criminal (Dijin) de Colombia.

 

Durante la detención en Trujillo, el entonces titular del MIJP, Miguel Rodríguez Torres, informó que Montero Martínez fue lugarteniente del Bloque Norte de Santander de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). 

 

Participó, además, en la operación paramilitar Daktari en 2004, que tenía como objetivo asesinar al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías.

 

El ciudadano de nacionalidad colombiana tiene en su contra 18 órdenes de captura por los delitos de desaparición forzada, homicidio en persona protegida, reclutamiento ilícito de menores de edad, hurto calificado, concierto para delinquir y desplazamiento, detalla el despacho del MIJP.

 

Además, fue condenado a 39 años y seis meses de cárcel por el homicidio del abogado Antonio María Rivera Movilla, ocurrido en febrero de 2003.

 

La extradición se realizó desde la Base Aérea Francisco de Miranda en La Carlota, en la Gran Caracas, y Montero Martínez fue trasladado a la frontera con Colombia, donde fue recibido por las autoridades de ese país.

 

(AVN)

 

Comentarios Facebook