El opositor y antiguo coordinador de la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús «Chúo» Torrealba, criticó a Juan Guaidó, al llamado G4 (Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática) y a la fracasada Operación Gedeón, y consideró que «hay que ser bien imbécil» para hacer algo de estas proporciones.

 

«Vamos a hacer un casting a ver quién se va más impresionante en el disfraz de Rambo. Hay que ser bien imbécil», dijo Torrealba en un video difundido en Youtube por el programa Con el Mazo Dando que dirige el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

 

Torrealba recalcó que es indignante para los opositores cómo manejaron el fracaso de la Operación Gedeón dentro del lobby de Guaidó.

 

«Ni uno renuncia ni el otro destituye, hay que destituirlos por torpes, por necios, por ridículos. Esto no puede seguir en manos de un individuo que además tiene que escuchar a su jefe antes que a más nadie, o de un grupito de cuatro partidos, eso es mucho más importante de un quítate tú pa’ ponerme yo, que un quita a Guaidó pa’ poner ¿a quién?», recalcó.

 

En ese sentido el opositor dijo que necesitaba expresar su indignación porque Guaidó y su equipo no tuvieron la valentía de informar a los venezolanos sobre los incidentes de la Operación Gedeón y no dieron la cara.

 

«Tengo que expresar mi indignación por los habitantes de este país, que nos tenemos que enterar de lo que pasa en nuestro país por un medio extranjero, pero también tiene que ver, en este caso específico, con el blackout informativo que ha perpetrado un sector de la dirigencia opositora venezolana contra todos los venezolanos y en particular contra todos los opositores», acotó.

 

No puede ser, dijo Torrealba, «que haya pasado una semana sin decir nada y cuando dicen algo eso no sirva para nada, sino balbuceando excusas. Dejan inerme a la sociedad democrática venezolana al no darnos información de calidad sobre ¿qué pasó?, ¿cómo pasó? y ¿quién pagó a esos mercenarios?, ¿cuál era el plan?, si es que lo había, ¿en qué momento se desvinculó la dirección opositora de esa locura, de esa aventura?».

 

Agregó que por esa desinformación «no se puede contrastar esa mentira o esa versión con una versión clara por parte de los ‘yo no fui’ de la oposición».

 

«Ese tipo de cosas insta a promover una salida urgente a la crisis, que no puede ser sobre la base de estas novatadas, de estas irresponsabilidades. Aquí no se trata de quitar a alguien o de poner a alguien, yo no estoy de acuerdo con quitar a Guaidó pero tampoco se trata de dejarlo ahí para que sigan ocurriendo sorpresitas como esta, o la del 30 de abril o del 23 de febrero», dijo.

 

Torrealba añadió que urge «modificar la estructura de la dirección opositora» y «su proceso de tomas de decisiones tiene que dejar de ser una partida de dominó entre cuatro jugadores».

 

«Al señor Guaidó se le exige que deje el guabineo, que deje la ambigüedad, que deje el cuento aquel de que todas las cartas están sobre la mesa y diga cuál es su carta, no más sorpresitas, no más irresponsabilidades», subrayó.

 

(LaIguana.TV)

 

]]>

Comentarios Facebook