El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) prohibió este lunes la importación y comercialización de equipos tecnológicos y de cualquier índole relacionados con DirecTV, sin previa autorización de la Junta Administradora ad hoc de la empresa Galaxy Entertainment de Venezuela, s.c.a, (Directv Venezuela).

La Sala Constitucional publicó la sentencia donde ordena a la Superintendente del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), a los fines que se proceda a retener dichos equipos tecnológicos, e inicie los procedimientos administrativos sancionatorios que correspondan.

De esta manera, queda limitada la posibilidad de restaurar la señal perdida en el país, luego de que la compañía de televisión por cable anunciara que cesarían las operaciones en Venezuela.

La Bolsa de Valores de Caracas también deberá informar al órgano si la empresa «cotiza acciones o cualquier otro título valor en dicha institución, en cuyo caso, tendrá que suspender de manera inmediata la comercialización u operación de tales títulos.

(Agencias)

Comentarios Facebook