La ciudad de Colón en la provincia de Entre Ríos, Argentina, tuvo que volver a la fase más rígida de la cuarentena porque un grupo de personas compartió un mate en el gimnasio, lo que ocasionó un brote de 16 contagios de coronavirus.

Debido a la rápida propagación de la Covid-19, las autoridades aislaron a más de 120 personas a la espera de los resultados de las pruebas a las que fueron sometidas y todo el departamento tuvo que regresar al aislamiento obligatorio por 14 días.

Otras de las ciudades vecinas que también regresaron a la fase inicial de la cuarentena fueron Liebig y San José (con tres nuevos casos), mientras que el resto de la provincia continúa solo con distanciamiento social para prevenir los contagios de la Covid-19.

El alcalde de Colón, José Walser, contó que las 16 personas contagiadas se originaron de un “grupo reducido” que compartió un mate durante una reunión de amigos en un gimnasio.

Por tal motivo, la autoridad pidió a la población que tome conciencia sobre las reuniones sociales. “La gente está muy enojada con lo que pasó, se había recuperado actividad y estábamos en una fase de flexibilización casi absoluta. Les invoco a convertir esa bronca y zozobra en responsabilidad”, señaló.

Por último, la directora del hospital local, Norma Hernandez, analizó las costumbres que los argentinos deberían abandonar durante la pandemia. “Nos decía que ve algunas conductas que todavía no se han podido revertir, el mate y las reuniones entre amigos, foco por el cual se desarrolló todo este contagio”, destacó la especialista.

(La República)

Comentarios Facebook