Otro hombre latinoamericano murió el sábado a manos de la policía estadounidense tras recibir un disparo en la ciudad de San Bernardino, en California, EEUU.

El asesinato se realizó cuando un agente de policía de San Bernardino acudió a una gasolinera tras recibir una llamada que alertaba sobre un hombre blanco que merodeaba con un arma de fuego. Sin embargo, tras llegar a la escena, disparó a un hombre latino que resultó muerto.

Según informó el Departamento de Policía de la localidad a través de su cuenta de Twitter, la víctima era un “hombre adulto hispano no identificado” y detalló que los policías “llegaron y localizaron a un sospechoso que coincidía con la descripción, el sujeto portaba lo que parecía ser una pistola negra en su mano”. En ese momento, el agente involucrado abrió fuego contra el hombre latino.

Este amargo asesinato se realiza en medio de las crecientes manifestaciones por la muerte del afrodescendiente George Floyd, que también fue asesinado por la Policía de EEUU. Las marchas continúan pese a la fuerte represión ejercida por el Gobierno de Washington.

La violencia policial hacia las minorías en EEUU no se limita a los casos de Floyd y el hombre latino recién asesinado; Sean Monterrosa, un joven de ascendencia latina de 22 años también fue asesinado el pasado 1 de junio por un agente en la ciudad de Vallejo, en California tras recibir 5 disparos en medio de las manifestaciones antirracistas.

La brutalidad de la Policía de EEUU ha suscitado críticas de diversas organizaciones de derechos civiles, que consideran estos actos propios de un sistema inherentemente racista y que se ha exacerbado en los últimos años.

Varios expertos en asuntos internacionales aseguran que la violencia racista de la Policía de Estados Unidos es algo que pasa cada cierto tiempo mientras que el Gobierno siempre usa la fuerza para sofocar las protestas.

(HispanTV)

Comentarios Facebook