Desde hace varias semanas Latinoamérica es el nuevo foco del Covid-19 en el mundo y desde enero de 2020, cuando fue decretada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se instruyó a la población a mantener hábitos de higiene y mejorar la alimentación para reforzar el sistema inmunológico.

En el siguiente Entre Líneas puede apreciar los indicadores y consecuencias del aumento del consumo de alimentos procesados y transgénicos en la región y cómo esto juega en contra de los esfuerzos que se hacen por disminuir el número de muertos a raíz del Covid-19.

Desde hace varias semanas Latinoamérica es el nuevo foco del Covid-19 en el mundo y desde enero de 2020, cuando fue decretada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se instruyó a la población a mantener hábitos de higiene y mejorar la alimentación para reforzar el sistema inmunológico.

En el siguiente Entre Líneas puede apreciar los indicadores y consecuencias del aumento del consumo de alimentos procesados y transgénicos en la región y cómo esto juega en contra de los esfuerzos que se hacen por disminuir el número de muertos a raíz del Covid-19.

Desde marzo de 2020, la consultora Nielsen registra la conducta de los consumidores en supermercados de países latinoamericanos y reveló que en Argentina, por ejemplo, las ventas de postres congelados aumentaron un 860 % y la carne en lata de 198 %.

En Perú compraron un 405 % más de pescado congelado y un 203 % más de pescado enlatado. La salsa de tomate con aditivos se vende un 139 % más en Brasil, y la carne congelada, 115 % más.

Podría parecernos incongruente, pero las cifras hablan y en casi todos los países encuestados los consumidores, al parecer, perdieron el interés por frutas y verduras, tan recomendadas para reforzar el sistema inmunitario y subir las defensas ante un virus que aún no tiene vacuna.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook