El presidente Nicolás Maduro calificó como «una oportunidad a la diplomacia» de paz la decisión que tomara este jueves de no expulsar a la Embajadora de la Unión Europea, Isabel Brilhante Pedrosa, luego de sostener una conversación con el Alto Representante de la Política Exterior, Joseph Borrell.

Maduro manifestó que estuvo de acuerdo con el comunicado que el Canciller Jorge Arreaza y Borrell elevaran en conjunto, a fin de saldar el escollo diplomático luego que la UE emitiera sanciones contra diputados de la Asamblea Nacional.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook