El experto en comunicación política Miguel Ángel Pérez Pirela explicó hace poco, en su programa Desde Donde Sea, que el Proyecto Liza de la corporación ExxonMobil busca expropiar el corredor energético que está en el Esequibo, zona que por herencia le pertenece a Venezuela.

“Los intereses neocoloniales de Estados Unidos y Europa han diseñado el Proyecto Liza que busca apropiarse de un corredor energético que va desde la faja petrolífera del Orinoco, pasa por el Esequibo y llega hasta la desembocadura de la fachada atlántica en dicha zona”, explicó el filósofo.

A juicio de Pérez Pirela, el proyecto diseñado por la empresa petrolera estadounidense, busca concretar el despojo del Esequibo a Venezuela, con  intereses transnacionales europeos e italianos, que por supuesto siguen el juego.  

Sobre el plan Liza, dijo el experto que en mayo de 2017 la subsidiaria de la petrolera italiana ENI logró los derechos para la ingeniería, adquisición, construcción e instalación de las estructuras y puentes en esta región.

“A nivel satelital en EEUU y Europa existen transnacionales en el mismo Esequibo, la diatriba de este espacio es el despojo imperial, no es una diatriba entre Venezuela y Guyana, como creen algunos, esta pelea tiene intereses neocoloniales”, comentó.

El Gobierno de Venezuela y un pequeño fragmento de la oposición -hay otra fracción opositora que han ido en contra de Venenzuela-, han defendido la soberanía del Esequibo, con mayor fuerza desde el 2015, cuando los ataques por robar este territorio se redoblaron desde el exterior, ante el descubrimiento de una amplia zona petrolífera.  

“En enero de 2018, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, refirió el caso a la Corte de La Haya, sin embargo, la Asamblea Nacional Constituyente en Caracas se opuso ya que violaba el acuerdo de 1966”, comentó el conductor del espacio transmitido por las redes sociales.

(LaIguana.TV)   

Comentarios Facebook