El Gobierno venezolano rechazó este miércoles «el uso político de los mecanismos del Consejo de Derechos Humanos» de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en ocasión de un informe presentado por la Alta Comisionada del ente, Michelle Bachelet, en el que pretendería comunicar «la situación de los derechos humanos de los venezolanos en la región del Arco Minero del Orinoco (AMO)«.  
 
Venezuela, a través de su representante permanente ante la ONU-Ginebra, Jorge Valero, reiteró su desconocimiento y rechazo al «contenido, conclusiones y recomendaciones» del documento, pues fue elaborado con base en «una Resolución que rechaza desde sus orígenes» y porque «en ningún momento se ha brindado consentimiento o insumos para su elaboración», refiere una nota de prensa publicada por el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores (MPPRE). 
 
De acuerdo con esa misma fuente, las declaraciones de Valero se produjeron en el marco de la 44° sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, como respuesta al informe sobre Venezuela presentado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos sustentado en la Resolución 42/25, «que el país suramericano no reconoce y considera una imposición a un Estado soberano».
 
En ella se estipula la creación de una misión internacional para la evaluación de los derechos humanos en Venezuela, algo que el país se rehúsa a aceptar, en virtud de que fue «adoptada por un reducido grupo de países miembros de este Consejo», que tienen «abultados expedientes» relativos a «graves violaciones» en la materia, objetó el diplomático. 
 
Asimismo, el representante venezolano denunció que la imposición de resoluciones a terceros países «atenta contra los pilares fundamentales del multilateralismo y del funcionamiento mismo del Consejo de Derechos Humanos, consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y las resoluciones pertinentes de la Asamblea General» y cuestionó «la duplicidad de esfuerzos y recursos en relación con los mandatos de la Resolución 42/2» de esa instancia, en la que se aboga por el «fortalecimiento de la cooperación y la asistencia técnica en la esfera de los DDHH en Venezuela, que cuenta con el pleno apoyo de la nación bolivariana», recoge el MPPRE.
 
Valero concluyó su intervención subrayando que «Venezuela enfrenta actualmente una agresión multiforme liderada por el Gobierno de los Estados Unidos» y reiterando el compromiso del país en «la promoción y protección de los derechos humanos», así como «la cooperación» con las distintas instancias de la ONU que se encargan de tales asuntos.
 
(LaIguana.TV)
 
 

 
 
Comentarios Facebook