El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, apareció en una playa de la localidad turística de Cascais, Distrito de Lisboa, sin asistentes ni personal de seguridad alrededor.

En un video, difundido en las últimas semanas en las redes sociales, se puede ver al mandatario con una mascarilla protectora saliendo de la playa, después de bañarse, y saludando, incluso con el codo, a las personas que lo reconocieron.

El pasado mayo, Rebelo de Sousa fue captado en un supermercado de Cascais, ataviado sencillamente con bermudas y un jersey, cumpliendo las recomendaciones sanitarias de la Organización Mundial de la Salud para evitar el contagio del coronavirus.

(RT)

Comentarios Facebook