Al analizar la actual situación de la pandemia en Colombia, Miguel Ángel Pérez Pirela consideró que las acciones implementadas por el gobierno de Iván Duque, como la declaratoria de la eliminación de impuestos durante dos días, lejos de proteger la salud de la población han favorecido los intereses empresariales y comerciales en el vecino país y, a la postre, han producido condiciones favorables para los contagios masivos. 
 
En Desde Donde Sea, Pérez Pirela calificó lo que sucede en la nación hermana como «preocupante», pues ya ingresó a la lista de los 20 países con mayor cantidad de diagnósticos positivos para Covid-19 (197.278) y el pasado 17 de julio enfrentó su peor jornada –denominada por la prensa local como «viernes negro»–, al registrar 9.000 nuevos casos y 259 decesos. 
 
Con el propósito de poner en perspectiva esta información, el experto detalló que «solamente el viernes, este ‘viernes negro’, en Perú, que está muy por encima de Colombia [en cuanto al número de infectados], hubo 184 fallecidos; en Chile, que está por encima de Colombia, el viernes pasado hubo 98 fallecidos; en Argentina hubo 66 fallecidos; en Colombia, que normalmente estaba por debajo de estos países, solamente el viernes hubo 259 fallecidos, solo el viernes hubo 9.000 infectados». 
 
Los datos son todavía más contrastantes al comparárselos con los de Venezuela, pues durante los cuatro meses que han transcurrido desde el inicio de la pandemia, al momento de la edición, el país acumulaba «11.881 infectados», mientras que «Colombia tuvo, solo el viernes, 9.000 infectados, es decir que Colombia, en un día, prácticamente tuvo el número de infectados que el total de Venezuela». 
 
Un análisis similar se desprende si se consideran las defunciones, porque Venezuela registra desde mediados de marzo menos de 120 fallecimientos a causa de la Covid-19, pero Colombia, en un solo día acumuló 259, más del doble del total venezolano. 
 
«Estamos muy preocupados por el desastre sanitario que se está dando en Colombia y que está impactando directamente el número de infectados que se está dando en Venezuela, que en este mes de julio subió desproporcionadamente, cuando lo comparamos con los meses anteriores», reflexionó. 
 
Este descontrol pandémico tendría, en su juicio, antecedentes como los dos días sin IVA que decretaron las autoridades. «La gente salió despavorida, a pelearse entre ellos, para entrar a los centros comerciales y a los comercios a comprar. ¿Esto favoreció la salud de los colombianos o el bolsillo de la oligarquía colombiana? Aquí estamos viendo los resultados», apuntó.
 
Y en términos de los efectos concretos sobre Venezuela, estima que ese actual incremento en la cantidad de afectados por la infección causada por el SARS-CoV-2 se debe al ingreso de personas enfermas al país a través de pasos irregulares, previa cancelación de un importe en dólares a individuos dedicados a esta actividad ilícita a lo largo de la extensa frontera colombo-venezolana.
 
«Unos inescrupulosos se están dando a la tarea de hacer entrar a venezolanos o a colombianos infectados de Covid-19 –vistos los números desastrosos que hay en Colombia–, los hacen entrar de forma ilegal y por un puñado de dólares, de decenas o de cientos de dólares, terminan infectando a sus familias, a sus hijos, a sus amigos, a sus compañeros, a todo un país», señaló. 
 
El panorama no mejora si se vira hacia el otro país vecino, Brasil, que ya contabiliza más de 2,1 millones de infectados –en Venezuela hay menos de 13.000– y más de 80.000 fallecidos. 
 
Con base en esos datos, Pérez Pirela destacó que por encima de las campañas negativas en contra de Venezuela , en las que se insiste, entre otras cosas, que no hay derechos humanos o que el país atraviesa «una crisis humanitaria», la realidad de la pandemia impone otro registro, que es fácilmente apreciable al compararla con lo que sucede en Colombia y Brasil, sus vecinos más próximos.
 
Empero, subrayó que sus comentarios no eran una invitación a relajar las medidas decretadas por las autoridades sino todo lo contrario, en tanto, «julio, para Venezuela, fue el peor mes, porque por primera vez la curva [de contagios] no logró ser del todo aplanada», finalizó.
 
(LaIguana.TV) 
Comentarios Facebook