Una extraña situación protagonizaron la cantante colombiana Shakira y su esposo, el defensa central del Barcelona, Gerard Piqué, al momento de llegar al aeropuerto de Barcelona, España.
 
La pareja habría estado de vacaciones en Islandia pero en su retorno se observó a una Shakira distante con sus fanáticos mientras Piqué hacía todo lo contrario.
 
El arribo de ambos a Barcelona fue el domingo 26 de julio y la prensa rosa presume una pelea entre ambos, pues llegaron cada uno por su lado y con ánimos diferentes.
 
El primero en salir fue Piqué. El futbolista español de 33 años se detuvo para firmar autógrafos a sus fans y tomarse selfies con los presentes que se lo pidieron. 
 
«El central fue súper amable con sus seguidores», destacó diariogol.com.
 
Luego salió Shakira pero hizo todo lo contrario a su pareja. No se paró a saludar a sus fanáticos y salió como si no hubiese nadie esperándola. El único autógrafo que firmó fue a una niña, y eso gracias a su asistente.
 
Al parecer la asistente se condolió de la pequeña y tomó el libro para que se lo firmara. Luego que Shakira estampó su impronta se lo devolvió a la infante sin ningún gesto de cariño a la niña. 
 
Shakira siguió su rumbo y procedió a meterse en el interior del auto que los esperaba. 
 
En las redes las críticas a la cantante de 43 años no se hicieron esperar, sobre todo por la cortesía y amabilidad de Piqué.
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook