Según Leocenis García, periodista y político ligado a la oposición venezolana, todos aquellos que se oponen al Gobierno del presidente Nicolás Maduro han recibido fondos de empresarios que han hecho negocios con el Estado en algún momento. 

«María Corina, Leopoldo, aquí todo el mundo recibe dinero de empresarios que han hecho negocios con el Gobierno, bien con la Cuarta o con la Quinta República, porque esto es Venezuela, esto no es Suiza», dijo García durante una entrevista concedida al periodista de PanamPost, Orlando Avendaño.

En su criterio, esto se justifica porque «Venezuela es una economía estatista donde ninguna fortuna se ha hecho fuera del Estado. En Venezuela, para hacer dinero, hay que hacer dinero con el Estado» y resaltó el ejemplo de Lorenzo Mendoza, que, de acuerdo con su versión, «vive de los dólares preferenciales con el Gobierno».

Asimismo, aludiendo a una reunión que sostuviera en la Casa Blanca con Mauricio Claver-Carone, asesor para Asuntos del Hemisferio Occidental de la administración Trump a mediados de 2019, aseveró haber cuestionado entonces el régimen de sanciones que impone Estados Unidos a los empresarios que mantienen relaciones comerciales con el Gobierno Bolivariano. 

A este respecto, refirió que durante ese encuentro le había dicho a Claver-Carone: «Ustedes están sancionando a todos los empresarios que han hecho negocios con el Gobierno, tienen que sancionarlos a todos y tienen que sancionarnos a todos los políticos. Tienen que sancionar a Leopoldo, a María Corina, a Leocenis García, porque todos recibimos dinero de esos empresarios que hacen negocios con el Gobierno».

Por otro lado, al ser cuestionado por Avendaño por la «gravedad» de sus señalamientos, García se defendió, señalando que incluso si el papa Francisco le daba dinero para financiar sus actividades, él iría a buscarlo.  

Leocenis García es un político que ha sido imputado en varias ocasiones por delitos comunes, tales como obstrucción a la justicia, evasión fiscal y legitimación de capitales, pese a que ello ha tratado de ser presentado ante la opinión pública en términos de una persecución política emprendida por los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. 

Tras esos procesos judiciales, fundó el movimiento político de corte liberal Prociudadanos. En su conversación con PanamPost, admitió que recibía ayudas de «organizaciones» en el extranjero –dotaciones de medicamentos, mascarillas y similares– y que sus operaciones en Venezuela las financiaban «empresarios ligados al sector bancario y de seguros».

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook