El pasado fin de semana se informó que los programas de Chespirito no saldrían más al aire alrededor del mundo.

La noticia causó conmoción, sobre todo en Latinoamérica, dónde los programas de Chespirito son ya parte de la cultura familiar y de los momentos de esparcimiento en al menos tres generaciones.

Ante esta situación, la actriz Florinda Meza, viuda del recordado dramaturgo Roberto Gómez Bolaños, creador de los distintos personas de Chespirito, calificó como una agresión hacia el público la salida en todo el mundo de los programas creados por quien fuera su marido y justo en un momento en que el mundo necesita diversión y esparcimiento en casa.

“¿Qué opino de que se deje de transmitir el programa Chespirito? Aunque no tengo nada que ver porque inexplicablemente no he sido convocada a las negociaciones, creo que justo ahora, cuando el mundo más necesita diversión, hacer eso es una agresión hacia la gente”, explicó en un corto hilo de Twitter la actriz detrás de personajes como La Popis, Doña Florinda y La Chimoltrufia.

La también productora señaló como un alivio que el propio Chespirito no haya tenido que presenciar esta situación que calificó como agresiva para los televidentes.

“Nunca pensé que me llegara a suceder, pero por primera vez encuentro una razón para decir ¡qué bueno que mi Rober no está en este mundo! Este acto incomprensible patea su recuerdo y lo que él más respetó: al público”, recalcó.

En sus mensajes también apeló a la solidaridad del público que siguió las historias creadas por Gómez Bolaños a través de décadas en la televisión y el cine.

«Tal vez algunos ejecutivos sin visión lo quieren borrar, pero en el corazón y la memoria de los buenos que siempre lo han seguido, estará más vivo que nunca. ¿Verdad que sí?», dijo.

Además, la viuda de Chespirito, llamado en alusión al dramaturgo inglés Shakespeare en diminutivo, señaló la decisión como un hecho poco estratégico en cuestiones empresariales y de mercadeo.

“Va en contra de sus propios intereses comerciales, porque en este momento queremos ver todo aquellos que nos recuerde un mundo que fue mejor. Chespirito ya es un programa de culto. Es parte del ADN de los latinos, lo llevamos en la memoria genética. Pretender eliminarlo de tajo es una medida poco inteligente. Es triste comprobar cómo en tu propia casa, a la que le has dado millones de dólares, es donde menos te valoran”, expresó la actriz.

Aunque no se ha difundido información oficial que profundice en la situación y no hay claridad en torno a lo ocurrido, medios locales apuntaron que Televisa y la familia Gómez no lograron concretar un acuerdo sobre los derechos de los emblemáticos programas que han sido emitidos en Latinoamérica, Estados Unidos y parte de Europa.

Las emisiones llevan 47 años transmitiéndose de manera ininterrumpida a través de las señales de cadenas de todo el mundo, donde llegaron además de El chavo del ocho y El Chapulín Colorado, multitud de personajes más de entre los casi 100 que salieron de la inspiración del actor, comediante, dramaturgo, compositor musical y productor de televisión Roberto Gómez Bolaños.

Sobre los presuntos desacuerdos entre los herederos de Chespirito y Televisa -la empresa que estuvo detrás de la producción y difusión de la serie- el hijo de Chespirito, Roberto Gómez Fernández, quien es director de la marca que comercializa sus productos, que incluyen una serie a animada, licencia de sus personajes para juguetes, ropa, souvenirs y hasta un videojuego, dijo:

«Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté Chespirito en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro que lo lograremos», escribió este sábado a través de su cuenta de Twitter.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook