El economista y constituyente Jesús Faría habló en el programa Cara a Cara con el periodista Clodovaldo Hernández y que transmite LaIguana.TV, sobre el posible cambio en la política de Estados Unidos hacia Venezuela una vez se realicen las elecciones presidenciales en noviembre próximo y sobre todo tras los continuados fracasos en su estrategia sediciosas contra el gobierno de Nicolás Maduro.

«Lo que está ocurriendo en el país no depende exclusivamente ni fundamentalmente de lo nacional. Es un tema que ha sido traído, implantado, agudizado por factores externos», subrayó Faría.

En ese sentido agregó, que la perspectiva a futuro es que el método del bloqueo contra Venezuela como se aplica actualmente va a cambiar.

«Yo creo que el bloqueo va a cambiar el año que viene con las elecciones en los Estados Unidos, y con eso no estoy generando expectativas de que el imperialismo va a modificar su naturaleza y su esencia intervencionista, agresiva y expansionista, Va a ser el mismo imperio pero con otros métodos, así como lo trataron de hacer con Cuba, con más de 60 años de bloqueo, lo hicieron también con Irán, y con Venezuela se van a dar cuenta que no es posible acabar con la Revolución Bolivariana a través del bloqueo y se van a ver obligados a utilizar otros métodos», recalcó.

Al respecto acotó que «algo que puede ayudar a que ese cambio de actitud en la élite de la política norteamericana se concrete, son las elecciones a la Asamblea Nacional, una gran victoria de las fuerzas democráticas, que incluyen al chavismo y factores de la oposición».

«Una gran victoria de la democracia va a ser una disuasión a la aventura y a las políticas extremas del bloqueo, van a verificar y a evidenciar la inviabilidad de esa política para tumbar al Presidente, Nicolás Maduro», añadió.

Además, Faria indicó que el cambio de política desde Estados Unidos hacia Latinoamérica también se verá obligada al cambio porque el hemisferio está viviendo un cambio de correlación de fuerzas.

«El cambio que se está produciendo en el hemisferio, en muchos países hay unas crisis muy duras que tienen una efervescencia contenida por la pandemia pero que siguen acumulando fuerzas como en Chile, Perú, Brasil, Colombia», explicó.

Entonces, cuando se de el cambio de fuerzas políticas, Estados Unidos se va a ver obligado a cambiar, aunque no dejará de ser lo que siempre ha sido, una amenaza para los pueblos del resto del continente y el planeta.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook