El Ministerio de Relaciones Exteriores y Comunidades de Cabo Verde emitió un comunicado a través del cual negó que el Gobierno de este país africano haya enviado dos emisarios a Venezuela para negociar el caso de Alex Saab con el presidente Nicolás Maduro.

“El gobierno de Cabo Verde no ha enviado a nadie ni misión a la República Bolivariana de Venezuela”, dice parte de un comunicado emitido por la Cancillería, mismo que puede leerse en la dirección web del gobierno de ese país governo.cv.

En el texto también destacaron que Cabo Verde es un Estado de derecho democrático, donde los tribunales son independientes y las garantías de defensa se aplican a todas las personas. “Por lo que existe confianza en el sistema judicial que decidirá sobre el caso de extradición de Alex Saab Morán”, agregó el texto.

En otra parte del comunicado, el gobierno de Cabo Verde asegura que espera que “se restituya la verdad con la misma urgencia y publicidad con que se hicieron públicos los infundados alegatos”.

Esta semana medios de la derecha como El Nuevo Herald, con sede en Miami, publicaron falsas informaciones en la cual aseguraban que el empresario Fernando Gil Alves y el funcionario de gobierno Carlos Jorge Oliveira Gomes, arribaron al país en un lujoso jet privado e ingresaron por la rampa cuatro de Maiquetía en horas de la madrugada y, posteriormente, sostuvieron una “reunión secreta” con el Primer mandatario venezolano.

Adicionalmente, los medios de la derecha vincularon a los africanos con el avión de supuesto origen venezolano incautado en EE.UU. con un cargamento de armas el pasado sábado 15 de agosto en Fort Lauderdale, Florida.

El portal de extrema derecha Panam Post -apoyado en la «información» de El Nuevo Herald-, publicó que «el funcionario, Oliveira Gomes Dos Anjos, director de Turismo y Transporte de Cabo Verde, y el empresario farmacéutico, Alves Évora, “llegaron secretamente a Venezuela el lunes y pasaron la noche en el palacio presidencial de Miraflores en medio de los esfuerzos del gobernante Nicolás Maduro por conseguir que el país africano libere a su principal socio, el empresario colombiano Alex Saab”, acusado de ser el testaferro y el arquitecto de las operaciones criminales del dictador venezolano”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook