El doctor en filosofía política, comunicador, investigador y escritor venezolano, Miguel Ángel Pérez Pirela, en su espacio Desde Donde Sea, transmitido por las redes sociales, ofreció un balance del informe de la Defensoría de Bolivia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH,  órgano consultivo de la OEA.

Pérez Pirela señaló que se pudo confirmar que durante el golpe de Estado perpetrado en el país plurinacional contra Evo Morales se llevaron a cabo más de 1500 arrestos ilegales, dentro de los cuales se verificaron amenazas, datos crueles y torturas, hechos que fueron denunciados por la Defensoría Boliviana con pruebas contundentes.

El comunicador e investigador destacó que “además se denunció la prohibición de entrevistas con los familiares de los arrestados, ausencia de registros de detenidos y utilización de las figuras de arresto y aprehensión bajo un criterio discrecional por parte de la policía boliviana, inclusive contra menores de edad”.

“La defensoría Boliviana, que es la única institución que se encuentra de pie, de cierta forma en Bolivia, dijo que no hay autoridad judicial o fiscal que ejerza control de garantías o preserve el debido proceso. Estos hechos corresponden a la acción u omisión del Estado que fue monitoreada ininterrumpidamente en hospitales, centros de detención y establecimientos policiales, con los patrones comunes de represión estatal, policial y militar que derivaron en masacres”,  enfatizó Pérez Pirela. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook