Los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, exigieron a las autoridades que se den a conocer los avances en la investigación sobre el paradero de sus hijos.

Ayotzinapa, va tomando una ruta muy distinta a la que eligió la pasada administración de Enrique Peña Nieto. 70 de los implicados en la llamada “verdad histórica” están libres, entre ellos, los cabecillas locales de un grupo del crimen organizado, policías municipales y sicarios de Guerreros Unidos.

Ahora, José Luis Abcarca, el expresidente municipal en funciones la noche del 26 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron los 43 normalistas y su esposa María de los Ángeles Pineda, obtuvieron el amparo de un juez por cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Los padres protestaron contra esta y otras decisiones judiciales.

A 71 meses de la desaparición de los estudiantes de la normal Raúl Isidro Burgos, se manifestaron en la Ciudad de México. Dicen que a casi seis años, hay muchos cabos sueltos en las indagatorias judiciales.

Los padres de familia de los estudiantes, aseguran que el movimiento seguirá vivo ya que para ellos no se ha comprobado que sus hijos fueron incinerados en el basurero de Cocula.

Para los padres de familia es inconcebible que a casi seis años de la desaparición de sus hijos haya presuntos actos de corrupción para liberar a los presuntos involucrados en la desaparición de sus hijos, dicen que se debe aplicar la justicia sin distingos ni de ninguna influencia política. 

(HispanTV)

Comentarios Facebook