Este viernes, el fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó que el Ministerio Público de Venezuela solicitó a Interpol Canadá la emisión de una notificación amarilla, ello en virtud de los hallazgos derivados de las pesquisas concernientes al caso del profesor Carlos Lanz, quien está en paradero desconocido desde el pasado 8 de agosto.

Según precisa Interpol en su portal, «las notificaciones amarillas se publican para ayudar a localizar a personas desaparecidas, a menudo menores, o a descubrir la identidad de personas incapaces de identificarse a sí mismas».

En esta ocasión, el requerimiento se realizó a la sede de la Policía Internacional en Canadá, tras detectarse «una extraña llamada» procedente de la ciudad de Toronto al celular de Lanz, que, de acuerdo al rastreo telefónico ejecutado por las autoridades, estuvo activo hasta las 11:30 de la mañana del día en el que el docente fue visto por última vez, explicó Saab durante una rueda de prensa.

El funcionario aseguró que Interpol había «respondido de manera efectiva a las solicitudes del Ministerio Público» y que el ente estaba cooperando «para analizar cualquier vinculación con el extranjero».

De acuerdo con el Fiscal General, las «más de 60 diligencias de investigación» realizadas por el Ministerio Público y otros entes secundarios de administración de justicia, han determinado que en la desaparición de Carlos Lanz no medió la violencia. Tampoco hay testigos que den cuenta de una retención forzosa ni grupo alguno ha manifestado tenerlo en su poder, por lo que no creen que se trate de un secuestro.

Así las cosas, las autoridades están abordando el caso como una desaparición cuyas condiciones son todavía desconocidas. Justo por ello cobra relevancia la emisión de la alerta amarilla, pues si alguien en Canadá vio a Lanz recientemente o posee información que pueda ayudar a esclarecer su desaparición, podrá reportarlo a las autoridades de ese país que, a su vez, informarán a sus homólogos en Venezuela.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook