Este martes primero de septiembre el presidente de la República, Nicolás Maduro, solicitó al ministro para el Interior Justicia y Paz, Néstor Reverol, al ministro del Despacho de la Presidencia, Jorge Márquez, y al gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, que, en el transcurso de las próximas 72 horas, preparen un informe para determinar las medidas de seguridad que deben tomarse en el municipio Jesús Enrique Lossada, luego de las denuncias recibidas sobre presuntos sicariatos cometidos en este sector.

“Son medidas de seguridad que deben tomarse. Debe estar nuestra capacidad de respuesta policial y militar”, dijo Maduro durante una videoconferencia transmitida por Venezolana de Televisión.

La decisión de Maduro fue tomada luego de recibir, también vía videoconferencia, la denuncia de una habitante del referido municipio. “Tenemos 10 muertos en Lossada. En el último sicariato, el 25 de agosto pasado, nos mataron a Ángel Montiel, un gran trabajador. Pido un aplauso especial para Ángel”, manifestó la mujer.

Ángel Montiel, también conocido como “Tawala”, fue asesinado de 8 disparos el pasado 25 de agosto en el sector El Diluvio de la parroquia José Ramón Yépez. Este ciudadano se desempeñaba como escolta del alcalde de Jesús Enrique Lossada, Junior Mujica.

Según los reportes, al hoy occiso lo habrían abordado en las adyacencias al módulo lechero Simón Bolívar, lo habrían sometido y luego se lo habrían llevado secuestrado. Horas después apareció muerto cerca del basurero La Sambenitera, en la población de La Paz.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook