La defensa del agente especial de Venezuela, Álex Saab, denunció a los policías que estuvieron involucrados en la detención ilegal del empresario nacido en Colombia y nacionalizado venezolano, en la isla africana de Cabo Verde, por haber ocultado sus documentos diplomáticos, lo que ayudó a que se fuera privado de libertad violando el debido proceso y sus derechos humanos fundamentales.

El equipo que dirige el exjuez español Baltasar Garzón denunció a la Policía de Cabo Verde por ocultamiento de información durante la detención de su cliente, informó este miércoles el bufete que defiende a Saab.

La denuncia fue interpuesta el pasado lunes y se refiere a presuntas irregularidades cometidas por los agentes que detuvieron a Saab el pasado 12 de junio en Cabo Verde, donde permanece encarcelado de forma irregular siendo supuestamente víctima de torturas, explicó la defensa en un breve comunicado difundido este miércoles.

«Cuando se le requisó un maletín, que contenía documentos oficiales en los que se demostraba el carácter diplomático de su viaje como Misión Especial, así como el carácter diplomático como enviado especial, la Policía ocultó tales documentos impidiendo que fueran conocidos por los jueces», explica la defensa de Saab en el comunicado.

Agregan que los uniformados policiales llevaron a cabo la detención a petición del régimen de Donald Trump -que lo inculpa de supuesto «lavado de dinero»- pero sin la orden de Interpol que llegó hasta un día después de la detención irregular de Saab, un proceso violatorio de las leyes internacionales y de la inmunidad diplomática que certifica al agente especial de Venezuela, de quien alegan se encuentra secuestrado por el Gobierno de Cabo Verde para complacer intereses políticos de Estados Unidos.

Añaden que la Policía de Cabo Verde, al ocultar los documentos diplomáticos de Saab, impidieron que los jueces «apreciaran la inviolabilidad» del empresario.

La defensa explica, que el maletín fue devuelto días más tarde sin que se diese registro de lo requisado, ni de la documentación encontrada que, insisten, demostraba que su cliente viajó al país africano como enviado especial y por ello estaba «protegido internacionalmente».

«Este trascendental hecho, además de la naturaleza delictiva de la acción, podría dar un vuelco legal a la situación del señor Saab que hasta ahora ha visto desconocido su carácter de enviado especial y su inviolabilidad e inmunidad diplomática derivadas del mismo», resalta el comunicado.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook