La periodista opositora Patricia Poleo reveló este 14 de septiembre el vínculo de corrupción entre el empresario Magin Blasi-Blanchard, el diputado Juan Guaidó y el exgobernador del estado Zulia Manuel Rosales en la trama para robar los recursos de Petrocaribe pertenecientes a Venezuela.

Según Poleo, Magin Blasi-Blanchard asistió a varias reuniones en Miami, donde maquinaban el plan para desvalijar los fondos de Petrocaribe. Este empresario fungía como “representante de su hermano Fernando, quien es el encargado de negocios de Guaidó en Washington y mano derecha del embajador Carlos Vecchio”.

“Estos hermanos, por cierto, eran los contratistas que tenían el monopolio del suministro de todos los hospitales, durante el Gobierno de Manuel Rosales en el Zulia”, aseguró la periodista venezolana radicada en Miami.

En la polémica denuncia, sustentada por pruebas, contra el andamiaje de corrupción de Guaidó, Poleo comenta que tanto Magin como Fernando “dicen públicamente representar los intereses de Manuel Rosales y del grupo G4”.

“Troconis aclaró que Magin era la persona autorizada para hablar en nombre de su oficina. En esa reunión del 7 de diciembre de 2019, le pidieron a los representantes del Consorcio un contrato modelo, lo cual fue enviado”, señaló la denuncia.

“Se le comunicó también que Troconis delegaba a los hermanos Blasi-Blanchard para llevar adelante la gestión. Esto a pesar de que Magin (C.I. venezolana 9.726.685) no es funcionario del Gobierno Interino, sino un empresario independiente”, alegó la comunicadora.

“Les informaron que la contratación sería directa y que el Consorcio había presentado la propuesta más completa para recuperar los activos del Caribe. Lo mismo les dijo el procurador José Ignacio Hernández”, señaló Poleo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook