El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, ofreció detalles sobre cómo se realiza un informe real en el marco del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Esto discrepa completamente del trabajo entregado por la Misión de Determinación de los Hechos en Venezuela, el cual está plagado de errores.

Indicó el funcionario que dentro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU se aprueban resoluciones y estas, a su vez, tienen mandatos.

Nosotros estamos trabajando con una resolución aprobada en 2018 y ratificada en 2019, y que esperamos que se renueve este año. Hacemos un trabajo cercano con la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet”, indicó el canciller.

Asimismo, destacó que hay un equipo de dicha oficina en Venezuela de manera permanente y, además, se acaba de aprobar la renovación de este compromiso de trabajo mutuo y triplicado el personal de trabajo.

“Ellos están aquí en el terreno, y los informes de la Alta Comisionada -con las discrepancias que podamos tener-, al menos, metodológicamente, son correctos, porque están en Venezuela”, aseveró Arreaza en rueda de prensa conjunta con el fiscal general, Tarek William Saab.

Asimismo, recordó que la alta comisionada estuvo en el país y sostuvo reuniones con el Ministerio Público, el Poder Ejecutivo, Judicial, con víctimas de las guarimbas y de violaciones de derechos humanos.

Con respecto a este “grupo de expertos” que acaba de dar a conocer el informe contra Venezuela, Arreaza señaló que “el año pasado surgió una segunda resolución. ¿Quién la presentó? Los señores del autodenominado Grupo de Lima. Este grupo de países cartelizados y mandatados dirigidos desde Washington para perturbar el trabajo de la oficina de la Alta Comisionada y la cooperación con Venezuela”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook