El Partido Comunista de España (PCE) emitió un comunicado rechazando las declaraciones del informe de la Misión «Independiente» de Determinación de los Hechos en Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, basándose en la dudosa fiabilidad de la investigación que fue realizada con métodos poco verídicos y con fuentes no verificables.

El comunicado toca varios aspectos del por qué se rechaza el informe, entre los que destaca que la Misión está compuesta por supuestos expertos de dudosa fiabilidad como el abogado Francisco Cox, defensor de Jovino Novoa, funcionario de la dictadura de Pinochet.

Otro punto es la falta de objetividad, ya que los autores del informe no visitaron Venezuela y basan sus demandas “en publicaciones de redes sociales y entrevistas realizadas a personas no identificadas, así como a miembros de la extrema derecha venezolana”, expresa el documento del PCE.

También denuncian que el informe omite que el Gobierno venezolano lleva a cabo una investigación en materia de derechos humanos “y que ha comunicado a las Naciones Unidas, certificando que bajo las gestiones de las autoridades judiciales de Venezuela actualmente hay 517 funcionarios acusados por tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes, ocurridos entre 2017 y marzo de 2020, de los cuales 167 se encuentran privados de libertad. Al mismo tiempo 731 funcionarios han sido acusados por delitos de homicidio o violación del derecho a la vida, de los cuales 436 se encuentran en prisión”, esboza el documento del PCE, que solicita a la Unión Europea no dejarse influir por este documento que otra operación del imperialismo estadounidense. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook