El prófugo de la justicia venezolana, Julio Borges, calificó las recientes manifestaciones de calle que han ejercido algunas personas en comunidades del país por la falta de gasolina, agua, gas, electricidad y la crisis económica inducida por el bloqueo estadounidense y la Unión Europea, como «la respuesta de un país que se niega a vivir bajo la sumisión y miseria de Maduro».

Estas declaraciones las hizo Borges a través de un «comunicado», difundido por medios aliados a la extrema derecha, en el que se autodenomina «canciller de Venezuela», como parte del plan estadounidense que busca generar el Gobierno de Estados Unidos para hacer creer que hay un Estado paralelo en Venezuela.

Según el prófugo de la justicia, quien está involucrado en distintos delitos contra la nación, «es la presión interna, y su sincronía con la presión internacional, la que nos va a permitir acorralar a la dictadura y forzar una transición en el país».

Borges añade, como parte de la campaña mediática contra Venezuela, que «la dictadura le teme a la activación de la presión interna, le temen al pueblo venezolano, por eso reprimen ferozmente. Nosotros apoyamos la lucha del país por vivir dignamente, nadie se puede acostumbrar a este caos causado por Maduro».

Además pidió «a la comunidad internacional» a seguir presionando a Venezuela para aumentar el cerco al país y producir una transición a la democracia.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook