El secretario general de los EEUU, Mike Pompeo, sostuvo una reunión bilateral con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, en Roma, donde intentó imponer al país mediterráneo su agenda en temas como la relación con China, el Vaticano, el uso del 5G y lo que debían hacer con Venezuela.

Respecto a China, Pompeo le pidió al primer ministro italiano en medio de una rueda de prensa, estar atento en cuanto a “la seguridad y privacidad de sus ciudadanos” ante la creciente influencia de China y el desarrollo de la tecnología 5G, ya que según Pompeo el Partido Comunista está haciendo cada vez más acto de presencia en el territorio para establecer sus estrategias.

A lo que el primer ministro Di Maio, respondió que ya Roma adoptó una legislación en esa materia para “garantizar la seguridad de las redes 5G”, que permite al Estado intervenir empresas estratégicas si cree que hay un ataque extranjero.

Luego de su insistencia contra China, Pompeo atacó al Vaticano y la decisión del papa respecto a su acercamiento con China, a lo cual el secretario de Estado del Vaticano, Prieto Paroli respondió: «Sí, sí, al menos de nuestra parte existe esta voluntad».

Cabe destacar que el papa Francisco dijo que no recibirá visitas de ningún representante de EEUU durante la campaña electoral.

El tema de Venezuela no podía faltar en la rueda de prensa, y Pompeo aprovechó para decir que “para recuperar la democracia en Venezuela hay que apoyar a Juan Guaidó”, como una manera de increpar a los representantes del Ejecutivo italiano, puesto que ese país decidió no reconocer la presidencia ficticia desde su autoproclamación el 23 de enero de 2019.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook