La Fundación Latinoamericana para la Defensa de los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin) envió una carta al presidente de Argentina, Alberto Fernández, para advertirle sobre la grave situación que corren y sufren cinco niños venezolanos que están siendo víctimas del bloqueo total de Estados Unidos y algunos de sus gobiernos cómplices contra Venezuela.

En ese sentido, la organización no gubernamental de promoción y defensa de derechos humanos, la más antigua de Venezuela, que fue fundada en el año 1978 por el sacerdote Juan Vives Suría, y que es meritoria del Estatus Consultivo Especial en el Consejo Económico y Social (Ecosoc) de la Organización de las Naciones Unidas desde el año 2015, le indicó al presidente argentino su preocupación por la situación de los cinco infantes venezolanos que padecen de enfermedades hepáticas críticas y se encuentran en el Hospital Italiano en Buenos Aires, donde reciben tratamiento médico especializado.

«Denunciamos la grave amenaza que está generando el bloqueo financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a Venezuela, contra el derecho a la vida de cinco niños y niñas venezolanos que padecen de enfermedades hepáticas críticas y se encuentran en el Hospital Italiano (…) Agradecemos el apoyo de todas las organizaciones sociales defensoras de los Derechos Humanos a acompañarnos con su adhesión a este petitorio, que nos permitirá visibilizar estos casos y salvar las vidas de estos cinco niños y niñas que corren peligro, debido a la inminente suspensión del subsidio recibido por parte de PDVSA/CITGO, a través de la Fundación Simón Bolívar, para financiar sus tratamientos; recursos que han sido bloqueados por el Departamento de Estado Norteamericano«, explica Fundalatin.

Las implicaciones del férreo bloqueo contra Venezuela por parte del régimen de Donald Trump, dejan claro que no solamente buscan derrocar al presidente de la República, Nicoláss Maduro, sino que lo primordial de esas acciones es asfixiar a toda costa a los ciudadanos venezolanos y residentes extranjeros en Venezuela para que pierdan totalmente su calidad de vida y así tratar de originar un estallido social.

El portal soliaria.info realizó un reportaje sobre esta alarmante situación originada por el régimen estadounidense, la Unión Europea, y algunos gobiernos latinoamericanos sumados al boicot contra Venezuela y explica —en ese sentido— que los esfuerzos del Departamento de Estado Norteamericano no solo están puestos en apretar cada vez más la tenaza que asfixia la economía venezolana.

«Gran parte de los recursos se emplean en justificar las medidas coercitivas unilaterales, impuestas al Estado venezolano con el objetivo —declarado sin prurito— de derrocar al presidente Nicolás Maduro Moros y, con él, al proyecto socialista bolivariano», resalta.

Discursivamente, añade, «imponen en la agenda mediática una versión según la cual el bloqueo económico/financiero contra Venezuela, sólo afecta las cuentas particulares de funcionarios del gobierno en el exterior. Nada más lejos de la realidad. En el territorio, la asfixia es patente en el pueblo venezolano, que cada vez tiene más dificultades para solventar sus necesidades materiales básicas, como consecuencia de estas medidas».

«En suelo venezolano, el bloqueo y la guerra multidimensional tienen su correlato en las dificultades para el suministro de servicios públicos como agua potable, energía eléctrica, gas, telecomunicaciones, transporte, acceso a la salud y a la alimentación. Pero fuera del territorio, el pueblo venezolano no queda exento de las sanciones», agrega el reportaje.

El portal explica que el fin de su reportaje es sumarse a la alarmante situación de los cinco niños venezolanos mencionados anteriormente y por los que Fundalatin envió la carta al presidente Fernández.

Estos niños son atendidos en Buenos Aires gracias a un subsidio otorgado por la Fundación Simón Bolívar, dependiente de la empresa CITGO, filial de la estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA, ubicada en Houston, Texas, Estados Unidos, y que actualmente se encuentra secuestrada por el régimen de Donald Trump y entregada al ala extremista de la oposición que trata de hacer creer a la comunidad internacional la existencia de un Estado paralelo supuestamente gobernado por Juan Guaidó.

«Al autoproclamarse el diputado Juan Guaidó como ‘presidente’ de Venezuela, el 23 de enero de 2019, esta empresa fue confiscada por el gobierno estadounidense y usurpadas sus funciones, incluyendo las autoridades de la Fundación Simón Bolívar», explica.

La mencionada Fundación anunció a las familias que recibían el auxilio médico la suspensión del convenio con el Hospital Italiano para este mes de octubre.

«La información la obtuvimos de una fuente —que prefiere no identificarse por temor a represalias de la Fundación— cercana a familiares de los niños y niñas que han recibido este subsidio, a través de convenios firmados por el Gobierno Bolivariano con este centro de salud desde hace 10 años. A continuación reproducimos parte de la conversación», añade solidaria.info.

A continuación parte de la entrevista:

—¿En qué estatus está el convenio en este momento?

Esta es una lucha que viene desde 2019, desde que se registró uno de los bloqueos más fuertes que ha tenido el Estado venezolano, cuando el señor Juan Guaidó se instaló como presidente interino. Desde entonces el gobierno de Estados Unidos bloqueó todas las cuentas, bloqueó CITGO y, en ese momento, tuvimos un fuerte golpe las familias de estos niños que están aquí, los que están en Italia y en Brasil. Hubo interrupciones en sus convenios médicos porque no podía la Fundación bajar los fondos. Aquí, gracias Dios, el hospital y los doctores siempre nos apoyaron en los momentos duros que vivimos y bueno, aquí seguimos luchando.

Aunque la Fundación Simón Bolívar sigue en convenio con el Hospital Italiano, desde entonces ha tenido interrupciones. Primero dieron un lapso de tres meses y debido a la lucha constante, con apoyo de la Embajada, Fundalatin, las Madres de Plaza de Mayo, el padre Numa (Molina) y un conjunto de actores políticos, nos ayudaron y alzamos la voz para que todos estos casos fueran vistos, fueran reconocidos ante el mundo. Estuvimos también ante la Organización de las Naciones Unidas gracias a Fundalatin y los casos fueron elevados a Michell Bachelet cuando estuvo en Venezuela, ella sabe de estos casos, que también fueron expuestos por videoconferencia en la cumbre que hubo en Ginebra por los Derechos Humanos. Debido a toda esta lucha que hemos tenido, la Fundación, que desde ese momento la maneja el equipo de Guaidó, se ha visto en la obligación de continuar los convenios médicos que hay en Argentina.
En 2019 la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet en visita a la sede de Fundalatin en Caracas, junto a su titular, María Russián.

—¿Las condiciones del convenio se mantienen?

El convenio ha continuado, pero ellos han cambiado ciertas políticas y puesto restricciones como que por ejemplo hay que autorizar cosas para poder avanzar en los tratamientos.

Lo último fue una llamada donde les comunicaron a las familias que en octubre supuestamente se paralizan los convenios y tendrían que regresar a Venezuela, porque la Fundación Simón Bolívar en Texas está aplicando una nueva política, una nueva visión, bajo la cual ellos trabajarían con otras fundaciones y otras ONG en Venezuela. Incluso, si usted se mete en la página de la Fundación Simón Bolívar, ya han donado una cantidad de dinero, la última que vi fue de 500 mil dólares, a fundaciones que supuestamente son de Venezuela, pero en realidad son fundaciones que están fuera de Venezuela.

—¿Cuál ha sido la posición de las familias al respecto?

Hay disposición de regresar si se les garantiza la salud de los niños. Pero en este contexto surgen muchas preguntas: ¿quién garantiza el traslado seguro de los niños a Venezuela? ¿Quién garantiza la estadía en Venezuela para pasar este momento tan contundente como es la pandemia? ¿Quién garantiza los medicamentos? Porque sabiendo que existe un bloqueo, no están llegando medicamentos. El Estado venezolano quiere comprar, quiere adquirir medicamentos y por donde entra le bloquean, le sancionan, sancionan a las empresas y hay casos que requieren medicamentos de por vida. La respuesta de ellos fue que eso lo están canalizando en Venezuela con fundaciones y ONGs a las que ellos supuestamente van a inyectarles dinero.

—¿Cómo se materializa el subsidio con la Fundación Simón Bolívar, para que tengamos idea de cómo ha sido el apoyo del Estado venezolano a estos casos y qué implicaría la suspensión del Convenio?

El convenio establece que la familia tiene todo cubierto: manutención, vivienda, todo lo que es la parte hospitalaria de los pacientes y cualquier emergencia, además de un seguro médico aparte para el resto de la familia. Aquí el Estado venezolano garantiza todo. Incluso, en el convenio establece que los padres no pueden trabajar ni nada, porque deben estar dedicados al cuidado del paciente.

María Poleo: La usurpadora de la Fundación Simón Bolívar

El portal solidaria.info añade que en declaraciones recientes, Mariela Poleo, quien usurpa funciones como Presidenta de la Fundación Simón Bolívar, expresó que se encuentran en un proceso de transición en el cual se plantean, por un lado, tercerizar la atención social a través de otras ONG y, por el otro, ampliar el espectro de atención que venía manejando la institución desde su creación en 2006, con una línea clara de atención de pacientes con enfermedades de alta complejidad, que de otra forma no podrían cubrir sus tratamientos.

En ese sentido, dio unas declaraciones algo contradictorias sobre lo que cuesta o no un paciente, algo que dice mucho sobre su forma de ver la vida, sobre todo a cargo —de forma ilegal— de una fundación de este tipo.

«Los pacientes que la fundación ha tenido son pacientes que tienen enfermedades catastróficas que son sumamente costosas. Hay pacientes por los cuales se ha pagado hasta un millón de dólares en tratamientos, entonces, cuando vemos la situación del país y la crisis humanitaria que hay, con un millón de dólares podemos hacer muchas cosas. Y, si bien, una vida no tiene precio, queremos ayudar a un mayor número de personas».

«La pregunta que queda es: ¿Qué pasará con pacientes nuevos que requieran atención en casos tan complejos como estos? Pareciera que la pretendida ampliación del espectro de la Fundación, será a costa de resignar la atención de casos de salud complejos como los que se atienden hasta ahora», añade el medio digital.

Entre tanto, Fundalatin, con la carta dirigida al presidente Fernández busca que interceda en estos casos y lograr que se les garanticen los derechos humanos fundamentales a estos cinco niños, niñas y adolescentes de entre 2 y 13 años de edad, que presentan cuadros de artresia de vías biliares, mal rotación de intestino, síndrome de Alajille, transplantes hepáticos con complicaciones, entre otras patologías de alta complejidad que, de no ser atendidas oportunamente, quedan en riesgo de vida.

Carta íntegra enviada al presidente de Argentina, Alberto Fernández:

Buenos Aires, 02 de octubre de 2020

Excelentísimo Presidente de la República Argentina.

Dr. Alberto Fernández.

Presente.-

C/C: Dr. Ginés González García, Ministro de Salud

C/C: Ing. Felipe Solá, Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto

Por este medio le presentamos nuestros respetos y saludamos su gestión, augurando los mejores resultados en los esfuerzos realizados a favor del pueblo que habita la República Argentina.

Queremos hacer de su conocimiento que la Fundación Latinoamericana para la Defensa de los Derechos Humanos y el Desarrollo Social, FUNDALATIN, es una organización no gubernamental de promoción y defensa de derechos humanos, la más antigua de Venezuela, fundada en el año 1978 por el sacerdote Juan Vives Suría, meritoria del Estatus Consultivo Especial en el Consejo Económico y Social (Ecosoc) de la Organización de las Naciones Unidas desde el año 2015.

Desde este posicionamiento, expresamos nuestra preocupación y denunciamos la grave amenaza que está generando el bloqueo financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a Venezuela, contra el derecho a la vida de niños y niñas venezolanos que padecen de enfermedades hepáticas críticas y se encuentran en el Hospital Italiano en Buenos Aires, Argentina, recibiendo tratamiento médico especializado.

Recordamos que las órdenes ejecutivas 13.808, 13.850, 13.884, entre otras, bloquearon las actividades de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y prohibieron su acceso al sistema financiero. Luego, en agosto de 2019, el Gobierno de Estados Unidos decretó el bloqueo total de los activos de Venezuela en dicho país, causando efectos extraterritoriales que van en contra de las empresas o personas extranjeras que suministren bienes o servicios a Venezuela.

Como le indicamos en nuestra denuncia del 20 de mayo de 2019, la vida de cinco niños y niñas están en riesgo, sus tratamientos pueden ser suspendidos porque el bloqueo financiero contra PDVSA y su ex filial CITGO (Confiscada por el gobierno de Estados Unidos) y la Fundación Simón Bolívar, dependiente de esta última, impide que se realicen los pagos correspondientes a los proveedores médicos. Los bancos se niegan a hacer las transferencias necesarias para el financiamiento de estos tratamientos por temor a ser sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Por lo anteriormente expuesto es que denunciamos la apremiante situación de vulnerabilidad de los derechos fundamentales de nuestros niños, niñas y adolescentes y sus familiares, que además están luchando contra la muerte. Apelamos a la Carta de Derechos Humanos Emergentes que reconoce y se inspira en el espíritu y principios de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 y en instrumentos adoptados hasta hoy por la comunidad internacional, donde se recogen las dimensiones de universalidad, indivisibilidad e interdependencia y la indispensable articulación entre derechos humanos, paz, desarrollo y democracia.

Cabe destacar que la Carta de Derechos Humanos Emergentes se construye desde las diversas experiencias y luchas de la sociedad civil, recogiendo las reivindicaciones más perfiladas de sus movimientos sociales, comprende una nueva concepción de la participación ciudadana y concibe los derechos emergentes como derechos ciudadanos. En ese marco, el comportamiento de la usurpada Fundación Simón Bolívar y del Hospital Italiano, por acción u omisión, han permitido que se incurra en la violación de los artículos de la Carta de Derechos Humanos Emergentes, que en su Artículo 1 establece el “Derecho a la existencia en condiciones de dignidad. Todos los seres humanos y los pueblos en que se integran tienen derecho a vivir en condiciones de dignidad”.

Acogiendo la moderna concepción de la doctrina de protección integral de niños, niñas y adolescentes, establecida en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, suscrita y ratificada por Venezuela; dentro de las disposiciones directivas de este texto se consagran, entre otros, cinco relevantes principios tendientes al goce y vigencia efectiva de los derechos de niños, niñas y adolescentes, en los que expresamente se impone al Estado, la Familia y la Sociedad la obligación, el deber y la responsabilidad, prioritaria e indeclinable, de asegurar el ejercicio y disfrute pleno y efectivo de sus derechos y garantías. Por ello apelamos al principio de prioridad absoluta en el aseguramiento y satisfacción de los derechos de niños, niñas y adolescentes asignándoles especial preferencia y atención. En la misma dirección proteccionista apunta el texto donde se configura el principio de interés superior que con carácter de obligatorio cumplimiento debe seguirse en la interpretación y aplicación de dicha ley en la toma de decisiones concernientes a derechos de niños, niñas y adolescentes, como vía legal para asegurar su pleno desarrollo integral. Principios recogidos en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño en los artículos 3, 4 y 5, suscrita y ratificada por Venezuela y Argentina, siendo parte integrante de la legislación nacional, con la especial peculiaridad que sus normas tienen jerarquía constitucional, y prevalecen en el orden interno.

Para mayor consolidación de la doctrina de protección integral de niños, niñas y adolescentes, es preciso puntualizar que en clara armonía con el principio de progresividad y no discriminación en el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos, es obligatorio, su cabal respeto y garantía. En el primero de ellos se esboza el concepto de interés superior, donde de modo claro y preciso, se les confiere cualidad de sujetos plenos de derecho a niños, niñas y adolescentes, para garantizar la materialización efectiva de sus derechos e intereses positivos, individuales, colectivos o difusos, estando revestidos de preeminencia en cuanto a su goce, disfrute y ejercicio, en razón de los principios de prioridad absoluta e interés superior; los que el Estado, la Familia y la Sociedad tienen el deber y la obligación impretermitiblemente de asegurarles y garantizarles con carácter preeminente, prevaleciente y preferente por sobre cualquier otro derecho e interés igualmente legítimo.

En el presente caso existe claramente un conflicto intersubjetivo de derechos que queda evidenciado cuando observamos la posición de la usurpada Fundación Simón Bolívar, del Hospital Italiano (Argentina) y la de los niños niñas y adolescentes venezolanos con patologías críticas; queda patente la inmensa gama de derechos y garantías insatisfechos, violados, cercenados, conculcados y menoscabados, frente a los derechos de los propietarios del Hospital Italiano y su libre ejercicio de la actividad económica, malentendida por los agraviantes.

Por tanto apelamos a la prevalencia en el caso concreto de los derechos a la salud, a la vida, al trato igualitario y no discriminatorio, frente al ejercicio individual del derecho a libertad económica de la usurpada Fundación Simón Bolívar y los propietarios del Hospital Italiano y ejecutada por los sujetos pasivos agraviantes que, al atentar contra niños, niñas y adolescentes, sus padres madres y representantes, que afectan su paz, su salud, incluso su vida, en especial, de los niños, niñas y adolescentes enfermos y que debido a una situación de fuerza mayor no atribuible al Estado venezolano que ve afectado el convenio suscrito para financiar los gastos, nuestra organización, FUNDALATIN, recibió nuevamente la denuncia de las madres de estos niños, niñas y adolescentes, refiriendo que fueron notificados acerca de que el tratamiento de estos niños, niñas y adolescentes cesará en el mes de octubre de este año. Dicha notificación proviene de la usurpada Fundación Simón Bolívar, adscrita a la ex filial de PDVSA, CITGO, que fue confiscada por el Gobierno estadounidense el año pasado en el marco de la aplicación de medidas Coercitivas Unilaterales y de la Guerra Económica en contra del Gobierno Venezolano.

Apelamos de modo singular al artículo 41 de la Ley Aprobatoria de la Convención Sobre los Derechos del Niño (suscrita y ratificada por Venezuela), que, en función del principio de favor que protege a niños, niñas y adolescentes. Así como exigimos a la usurpada Fundación Simón Bolívar los propietarios y Director del Hospital Italiano, el cese a la violación del Derecho a la salud y a la vida, igualdad ante la ley, no discriminación contra los niños niñas adolescentes y sus padres madres y representantes a pesar del no cumplimiento de los compromisos adquiridos por la Fundación Simón Bolívar al margen de la tutela del Estado legitimo venezolano, quien de manera inhumana e irresponsable y por motivos ajenos a este, pretende incumplir con los compromisos de pagos adquiridos para la atención medica de nuestros niños y niñas recluidos en ese centro hospitalario.

En este aspecto jurídico, apoyado en el pertinente aforismo latino del primus inter pares, es donde solicitamos el enfático pronunciamiento judicial, para que, en sede judicial emita el precedente jurisprudencial vinculante donde establezca la prevalencia o preeminencia que los derechos y garantías constitucionales invocados a favor de los niños niñas adolescentes pacientes enfermos del Hospital Italiano, hijos en cuanto a su goce y disfrute, de manera preeminente, predominante, prelante o preferente, por sobre el legítimo derecho a la libertad económica de un particular o un grupo económico cualesquiera que éste sea, invocado por los sujetos pasivos para impedir, violar y conculcar los derechos primados atribuidos a niños, niñas y adolescentes.

Como usted podrá entender, todos estos pacientes presentan condiciones de salud crítica y aún no han culminado sus tratamientos, por lo cual necesitan tener una atención médica y exámenes especializados para poder salvar sus vidas, siendo especialmente niños, niñas y adolescentes los afectados brutalmente y quienes sufren las consecuencias del bloqueo de Estados Unidos a Venezuela, violando su derecho a la salud y amenazando gravemente su derecho a la vida.

Invocamos la fraternal e histórica solidaridad Internacional que ha unido nuestros pueblos, para que tenga a bien interponer sus buenos oficios y los de su equipo de gobierno, bien sea para la intermediación con el Hospital Italiano para la consecución de los tratamientos en curso, así como para el trasplante del paciente en espera; o en otro escenario para que otro centro de salud con capacidad para atender pacientes de alta complejidad en sus patologías pueda prestar la atención médica requerida.

Esta situación es del pleno conocimiento de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ya que la hemos expuesto en la plenaria de Naciones Unidas en Ginebra. Durante la visita de la Alta Comisionada Michell Bachellet a nuestra sede en Caracas Venezuela, ella constató de primera mano y en voz de algunos de los padres de los niños, niñas y adolescentes víctimas de esta situación tanto en Italia como en Argentina, la veracidad de lo hechos narrados y suficientemente denunciados. La Señora Bachellet, ha reconocido el terrible impacto de este bloqueo económico y financiero en los derechos humanos del pueblo venezolano.

Sin más a que hacer referencia, nos despedimos confiados en su humanidad y solidaridad internacional comprometida con la defensa de los derechos humanos sobre todo con un segmento de la población tan vulnerable como son los niños, niñas y adolescentes.

ACÁ puede ingresar para firmar la carta.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook