La abogada constitucionalista María Alejandra Díaz aseguró que las acciones judiciales que no se han establecido contra Juan Guaidó obedecen a que “han privado las decisiones políticas de no tocarlo, sino de tratar más bien de acorralarlo”.

Explicó durante una entrevista al espacio Cara a Cara, conducido por el periodista Clodovaldo Hernández, que “en algún momento el lenguaje político se agota en la política. Y este ha sido uno de los momentos más terribles para el Estado de Derecho”.

La constituyente sostuvo que no maneja información de por qué ha sucedido, ya que no es a ella a quien le corresponde tomar esas decisiones. “Si me preguntan en términos personales, creo que es un síntoma de debilidad institucional, del Estado de Derecho, del Estado constitucional”, dijo. 

Agregó que “más allá de la política, llega un momento en el que ese discurso no alcanza y hay que ejercer la autoridad o simple y llanamente se pierde”.

En este sentido, citó como ejemplo cuando alguien se encarga de emitir constantes amenazas y luego no cumple, pero en el momento que “va a actuar ya perdió la credibilidad”.

Díaz indicó que la suposición que ha prevalecido es la de “dejarlo correr, que se cueza en su propia salsa, que se debilite, incluso inventándose teorías absolutamente irracionales y fuera de todo conocimiento constitucional, como por ejemplo que pueden, a través de la tesis de la continuidad administrativa, seguir presidiendo la Asamblea Nacional”.

Por último, enfatizó que el no actuar es “una muestra de lo que ocurre cuando debilitas la institucionalidad, el Estado de Derecho, la constitucionalidad por tomar unas medidas políticas. Nos debilita y, frente a la opinión pública, nos resta credibilidad”. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook