El ganador de las elecciones de Bolivia, Luis Arce, quien fue ministro de Economía del expresidente Evo Morales y artífice del boom económico vivido por el país andino en los últimos años, se enfrenta ahora a tres retos importantes en materia financiera.

Estos nuevos desafíos surgen, principalmente, a raíz de la pandemia del coronavirus que ha puesto al mundo en recesión y a la nefasta gestión del gobierno de facto de Jeanine Áñez, cuyos casos de corrupción dilapidaron las finanzas públicas.

Según un trabajo realizado por el medio BBC Mundo, los tres principales retos económicos del Ggobierno de Luis Arce serán disminuir el déficit fiscal, reconstruir una economía devastada por la pandemia y diversificar el aparato productivo, dependiente de la exportación de recursos naturales.

Producto de la pandemia y la mala gestión de Añez, entre enero y agosto la tasa de desempleo se disparó del 6,6% al 10,5%. El nuevo mandatario tiene a su favor que ha aplicado con éxito una política económica con carácter social.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook