En el programa Cara a Cara, conducido por Clodovaldo Hernández, Leudi Parra, vocera de pacientes hepáticos, habló a propósito de la visita de Michelle Bachelet a Venezuela y de cómo esta no cambió la situación de las familias venezolanas con pacientes hepáticos, que dependían de la Fundación Simón Bolívar para sus tratamientos, cuyo financiamiento se sostenía en parte con donaciones de Citgo, la filial de Pdvsa en EEUU, cuyo robo avaló y propició el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó.

«La alta comisionada se comprometió a hacer las diligencias, a ayudarnos, y en su informe ni siquiera nos plasmó (…) no cumplió los acuerdos, no nos escuchó», denunció Leudi Parra.

«Los niños afectados por el bloqueo y por las sanciones y el robo de Citgo (…) ella no mencionó nada sobre eso. Y no hubo cambios, tampoco nosotros recibimos ninguna llamada (…) No hemos tenido nada de la Alta Comisionada», agregó.

Parra insistió en que no habla sólo por su hijo, sino por los más de 25 pacientes que están en Venezuela y que deben lidiar con los precios desproporcionados de sus tratamientos médicos, cada día más costosos por las medidas coercitivas unilaterales de Washington y sus aliados.

Indicó, a su vez, que todos estos tratamientos eran adquiridos por la Fundación Simón Bolívar y brindados gratuitamente a las familias necesitadas, pero esta ahora es incapaz de hacerlo, pues depende de Pdvsa, cuyos activos están bloqueados en todo el mundo por imposición de EEUU.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook