Henrique Capriles Radonski, excandidato presidencial y dirigente político de la oposición venezolana, llamó a los gremios empresariales del país a dialogar directamente con Washington para que este alivie las sanciones que imponen contra Venezuela.

«Las sanciones, como se lo dije a Fedecámaras, a Conindustria, a Consecomercio, hay que esperar al 3 de noviembre, Estados Unidos sin duda discute sobre la situación de Venezuela, es una política bipartidista pero Estados Unidos sabe que no hay resultado y yo creo que es muy importante, a través de Fedecámaras, Consecomercio, que ustedes hablen con Washington«, sostuvo en un encuentro online con empresarios venezolanos, el pasado martes 20 de octubre.

«Que se oiga la voz de los empresarios, que no son enchufados, que los oigan a ustedes. Esa ha sido mi recomendación en Washington y también a cada uno de ustedes», agregó.

Capriles reconció, a diferencia de lo que sostiene la Casa Blanca, que las sanciones no sólo afectan al gobierno de Nicolás Maduro, que se niegan a reconocer, sino a todo el pueblo de Venezuela.

«Es importante que las sanciones se usen para negociar, pero las decisiones que toman no valoran el tema interno de Venezuela. Me preocupa enormemente, tengo familia en los Estados Unidos, pero una cosa es vivir en Miami y otra cosa es vivir en Maracaibo, en Acarigua, Cumaná», añadió.

A su vez denunció que algunos políticos del G4, el ala radical de la oposición venezolana, no escuchan lo que el pueblo tiene para decir.

«Hay que oír a la gente que vive en Venezuela, que se cala los cortes eléctricos, a los que han perdido sus tierras. Hay que oír otras voces, se lo dije a alguien que forma parte del G4, que es político, los políticos no somos los dueños de la verdad y a veces estamos desconectados del resto de sectores del país», acotó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook