Un nuevo escándalo entorno a la farsa de Juan Guaidó fue develado por los medios británicos que revelaron que la administración de Boris Johnson, subrodinado a la Reina Isabel II, entregó cerca de 600.000 dólares a Juan Guaidó para crear una «coalición antigobierno en Venezuela».

La información reseñada por el medio británico Daily Maverick detalla que en total han sido transferidas 450.000 libras esterlinas (591.000 dólares estadounidenses) a una Organización No Gubernamental (ONG) llamada «Transparencia Venezuela» que estaría dirigida por el «periodista independiente» Pedro Pablo Peñaloza.

Según el Daily Maverick, la información fue revelada por «Declassified UK» -un medio dedicado al periodismo de investigación- que pudo comprobar que «el gobierno del Reino Unido ha entregado 450.000 libras esterlinas a Transparencia Venezuela, una rama local de la ONG internacional Transparencia Internacional, para formar una coalición encabezada por un opositor abierto al gobierno de Nicolás Maduro».

Añade la mencionada investigación que «el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido declaró que otorgó 250.000 libras en 2019 para establecer la Coalición Anticorrupción, que describe como una coalición anticorrupción de la sociedad civil y actores de medios libres, para ayudarlos a combatir la corrupción y crimen organizado en Venezuela».

Además, dice: «el Ministerio de Relaciones Exteriores desembolsó otras 200.000 libras a Transparencia Venezuela para el período de marzo a diciembre de 2020 para fortalecer la sostenibilidad de la coalición”.

El reportaje investigativo agrega que se pudo descubrir «que la coalición está dirigida y se asocia con algunas de las personas y grupos más abiertos del país que se oponen al gobierno de izquierda de Maduro».

«Los gobiernos de Reino Unido y Estados Unidos reconocen a la figura de la oposición Juan Guaidó como el «presidente interino» de Venezuela y han buscado abiertamente destituir a Maduro de su cargo», sostiene el medio británico.

¿Quién financia la coalición antigobierno?

También se pudo verificar que la coalición, «cuyo único financiador externo parece ser el gobierno británico, ya incluye 781 organizaciones y promueve 243 iniciativas».

Entre tanto, Transparencia Venezuela -por su parte- califica al nuevo grupo como un «movimiento ciudadano» que espera lograr una «transformación real» y una «nueva Venezuela».

Transparencia Venezuela confirmó a Declassified UK que tienen la obligatoriedad de presentar «informes de progreso y gestión de proyectos cada tres meses» a la embajada del Reino Unido en la capital de Venezuela, Caracas.

Explica el reportaje que los fondos para estos fines sediciosos fueron otorgados por el Fondo de Conflicto, Estabilidad y Seguridad (CSSF, por sus siglas en inglés) que posee 1,26 mil millones de libras esterlinas, y que, según el gobierno, «trabaja para construir la paz y la estabilidad en países en riesgo de inestabilidad».

Mientras tanto, el gobierno del Reino Unido rechazó rendir declaraciones tras varias solicitudes de Declassified UK de detallar a quién financia en Venezuela.

«En respuesta a dos solicitudes recientes de Libertad de Información, el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID) dijo que estaba ‘reteniendo detalles de las organizaciones a las que apoyamos dentro de Venezuela’ por motivos de salud y seguridad. No está claro qué relevancia tiene la salud y la seguridad para las solicitudes», agrega el reportaje.

Perú, Panamá y Colombia utilizados como fachada

De acuerdo a la publicación del medio británico, el gobierno del Reino Unido no ha publicado abiertamente su financiamiento para la coalición contra el Gobierno de Venezuela; pero ésta sí se ha agregado a un programa existente del CSSF titulado “Crimen organizado grave Perú / Colombia”.

«Un resumen del programa de este proyecto, con fecha de marzo de 2020, es la única referencia pública del gobierno a la coalición venezolana que Declassified pudo encontrar. Afirma que se asignaron 0,3 millones de libras esterlinas en fondos de ayuda en 2019-20 para un «proyecto anticorrupción de Venezuela», explica la investigación.

Además, el documento agrega que “el programa también es por primera vez una actividad de financiamiento tanto en Panamá como en Venezuela” y que la CSSF anticipa “una mayor actividad” en ambos países con el proyecto venezolano “enfocándose en la resiliencia de la sociedad civil ante las prácticas corruptas del Estado”.

La financiación plantea preguntas sobre el compromiso del gobierno con la transparencia, ya que el proyecto no parece ser mencionado en el sitio web gubernamental «DevTracker», que está destinado a enumerar todos los proyectos de ayuda internacional del Reino Unido.

Un portavoz de Transparencia Venezuela dijo a Declassified UK que el grupo “se enfoca en la transparencia y la lucha contra la corrupción, y por eso monitorea los recursos que se administran o están bajo la responsabilidad de los actuales órganos del Estado”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook