A pesar de la fuerte campaña mediática contra los procesos de cambio que se gestan en América Latina, en apenas una semana el imperialismo y la derecha latinoamericana sufrió dos duros reveses: Bolivia y Chile.

El pasado domingo 18 de octubre el pueblo boliviano dio una contundente demostración de fuerza al elegir a la dupla del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce y David Choquehuanca, como nuevo presidente y vicepresidente, respectivamente, de esa nación.

Siete días después el pueblo chileno se movilizó masivamente a los centros electorales para apoyar la propuesta de convocar una constituyente, para redactar una nueva Constitución que derogue de manera definitiva la Carta Magna vigente que fue elaborada durante la dictadura de Augusto Pinochet.

En entrevista concedida el pasado lunes 19 de octubre a la cadena multiestatal de televisión Telesur, la abogada brasileña y experta en derecho internacional, Carol Proner, señaló que el triunfo del MAS en Bolivia “es un aliento para América Latina frente a una ofensiva de la extrema derecha en el mundo”.

En este sentido afirmó que dichos resultados “demuestran que el pueblo no olvida sus procesos democráticos y sus luchas, muchas veces se callan pero vuelven con fuerza”.

Por su parte el antropólogo y profesor universitario boliviano, Álvaro Zárate, señaló e entrevista al programa Cara a cara, conducido por el periodista Clodovaldo Hernández y transmitido por LaIguana.TV, expresó que “volvimos en millones. Haber vivido casi un año de una dictadura racista, reforzó la organización de un pueblo que había tenido una de los mejores índices de desarrollo”.

Rumbo al estiercolero

Para el siquiatra, exdirector de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad y nieto del expresidente Salvador Allede, Pablo Sepúlveda Allende, lo ocurrido el día de ayer en Chile tiene un gran valor simbólico.

“Para mí, la primera lectura de este avasallador triunfo es de tipo  simbólico: Y es que hoy el Pueblo Chileno ha mandado al estiercolero de la historia el nefasto legado de Pinochet”, destacó a través de un mensaje publicado en su cuenta Twitter.

Así mismo la politóloga, analista y escritora, Arantxa Tirado, el triunfo popular en Chile es una nueva lección que los pueblos de América Latina le dan a Europa.

Una vez más, desde América Latina nos dan lecciones. En este caso, que se pueden iniciar procesos constituyentes que dejen atrás las Constituciones ‘atadas y bien atadas’ de las dictaduras precedentes. Tomemos nota”, escribió en la citada red social.

Mientras que para el sociólogo, politólogo, analista y escritor argentino Atilio Borón el resultado logrado en el plebiscito en Chile “no fue una concesión graciosa de la casta política post-pinochetista sino el corolario de un largo proceso de luchas populares que alcanzaron su apogeo en las jornadas que tuvieron lugar a partir del 18 de octubre del 2019”, tal y como escribió en un artículo publicado en el diario Página 12.

A su juicio la “derecha chilena sufre una paliza histórica. El pueblo de Chile por primera vez se dará su Constitución. Pero si abandona calles y plazas la nueva  Constitución puede nacer muerta. Se impone la vigilancia activa, la unidad y la organización”, acotó en su cuenta Twitter.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook