En el centro de la polémica tras la fuga del dirigente ultraderechista Leopoldo López, el embajador del Reino de España en Venezuela, Jesús Silva, se defendió este lunes de las acusaciones de la Cancillería venezolana, que le sindican de haber colaborado con López en su evasión, reportó la agencia EFE.

«Siempre hemos sido respetuosos con el principio de no injerencia en los asuntos internos y, en ese sentido, la embajada ha sido neutral y respetuosa con ese principio», dijo al respecto.

El 25 de octubre, el Gobierno Bolivariano divulgó un comunicado en el que denuncia «la flagrante violación integral de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas por parte del Gobierno del Reino de España», al permitir que López se evadiera de la embajada española, pese a que estaba solicitado por las autoridades venezolanas por su participación en el intento de golpe de Estado del 30 de abril de 2019, amén de estar cumpliendo una condena de 13 años y 7 meses por liderar acciones sedicioso-terroristas en 2014.

No obstante, Silva insistió en su versión y le aseguró a la agencia española: «Nosotros hemos sido respetuosos siempre con las normas y esperamos que, en reciprocidad, también se respeten las normas de la Convención de Viena, que son unas normas universales y, en ese sentido, no se puede afectar el normal funcionamiento de una misión diplomática».

Por último, al ser consultado en relación con el estado de la comunicación entre ambos países tras el «impasse», señaló: «Como embajador lo he hecho todos los días y lo voy a seguir haciendo mientras sean esas mis funciones».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook