El cardenal Baltazar Porras, administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, confirmó que los restos exhumados el pasado lunes 26 de octubre en la iglesia La Candelaria de Caracas pertenecen al venerable Dr. José Gregorio Hernández.

Asimismo, de acuerdo al informe médico-forense el médico trujillano falleció de manera “instantánea”, tras ser arrollado por un vehículo en la esquina de Amadores, La Pastora, el 29 de junio de 1919.

Luego de dos días intensos de trabajo, el acta de la segunda exhumación de fecha 23 de octubre de 1975, coincide con lo hallado en el cofre de concreto donde descansan los restos mortales del llamado “Médico de los pobres” desde 1939.

“Sentí una gran emoción al ver el trabajo que están realizando, que es de un profesionalismo impresionante, siguiendo todos los protocolos del Vaticano y de la ciencia médica forense”, expresó el obispo de la ciudad de Mérida.

El prelado explicó que el cráneo y la mandíbula del próximo beato de la Iglesia Católica están destrozados. “Los huesos de la cara están quebrados, todo indica que fue la caída que él tuvo y que según dicen los médicos tuvo que ser instantánea su muerte».

Este informe, así como otros hallazgos y las reliquias que pide la Santa Sede serán llevados al Vaticano y será presentado al país el próximo sábado 31 de octubre.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook