Roland Oswaldo Carreño Gutiérrez, mejor conocido como Ronald Carreño, pasó de ser un comunicador dedicado a la fuente de farándula, modas y sociales, a convertirse en el principal operador financiero del grupo extremista Voluntad Popular, que controla el dinero robado a la Fundación Simón Bolívar de la refinería venezolana CITGO con sede en Estados Unidos, la cual se dedica a atender a niños venezolanos con enfermedades graves y que ahora no reciben ese apoyo.
 
A Carreño se le conoce por haber sido uno de los animadores del programa de Globovisión Buenas noches, en el que participó junto a Kiko Bautista y Carla Angola. Su título universitario lo obtuvo en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y parte de su carrera laboral lo ha hecho pasar por varios medios especializados en lo que se llama «la prensa rosa», es decir, que se dedican a contar la vida de artistas, miembros de «la alta sociedad», y también a difundir chismes, rumores y generar matrices de opinión para generar «noticias» de esa fuente.
 
Carreño fue director editorial de la edición venezolana de la revista de modas ¡Hola!, fue jefe de la sección de sociales del diario El Nacional y director de la revista Pandora. Trabajó en el programa Modelos 2003 del canal Televen y formó parte del programa de televisión Show Bussines. También es socio y editor de la revista Blitz.
 
En el ámbito político, siempre ha sido opositor al chavismo y actualmente al Gobierno de Nicolás Maduro. En 2015, fue candidato de la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por el circuito 2 del estado Lara para las elecciones parlamentarias en representación del entonces partido político Voluntad Popular, grupo venido a menos desde que se convirtió en un reducto sedicioso, promotor de terrorismo y partícipe del plan que intenta crear un Gobierno paralelo en Venezuela con el robo de miles de millones de dólares pertenecientes al Estado venezolano que se encuentran secuestrados en el mercado financiero internacional.
 
La captura en flagrancia de Carreño
 
Carreño fue capturado esta semana por las autoridades policiales venezolanas cuando se disponía a entregar al menos 12.000 dólares que llevaba en efectivo, y un lote de armas de guerra tipo AR15 que iban a ser -presuntamente- utilizadas para generar acciones de terror en el país.
 
Al respecto, el fiscal general de la República, Tarek William Saab, confirmó que Carreño fue detenido en flagrancia y fue presentado y privado de libertad por la presunta comisión de los delitos de conspiración, tráfico ilícito de armas de guerra y financiamiento al terrorismo.
 
Actualmente, dijo Saab, el miembro de Voluntad Popular se encuentra recluido en la sede de la Policía Nacional Bolivariana ubicada en El Helicoide, Caracas.
 
Saab acotó que a Carreño se le encontraron varios documentos y uno de ellos detalla la distribución entre 4 partidos políticos de una cifra de 8 millones 500 mil dólares que fueron entregados por la administración que actualmente usurpa la Fundación Simón Bolívar de CITGO, que cayó en manos de los grupos extremistas Voluntad Popular y Primero Justicia, con la complicidad del régimen de Donald Trump en Estados Unidos.
 
Terrorismo con dinero robado a niños enfermos
 

El Fiscal acotó que cada 6 meses las personas que controlan la Fundación -que recientemente dijo que no tenía recursos para atender a los pacientes que recibían el apoyo y que ha dejado a varios niños expuestos a la muerte, como el caso denunciado por Fundalatin de los infantes que están en Argentina- hacen un envío a los partidos Acción Democrática (fracción de Henry Ramos Allup), Un Nuevo Tiempo, Voluntad Popular, Primero Justicia y otro partido menor de carácter regional.

«Para esto fue que el Gobierno de Estados Unidos les entregó CITGO, para usarla como fuente de financiamiento de los ataques al país. Esta fundación fue creada en 2006 para proporcionar asistencia médica y humanitaria a pacientes necesitados, y ahora es utilizada por este grupo de conspiradores como caja chica para sus actividades. El documento encontrado detalla que de esos 8 millones 500 mil dólares, han sido entregados 733 mil dólares a Voluntad Popular, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática y un quinto partido con fuerza regional», denunció Saab.

«Esa suma se entregaba cada 6 meses a esos partidos políticos y se encontró en el celular en poder de Carreño, privado de libertad en horas de la madrugada de este jueves 29 de octubre», dijo Saab, quien detalló que fue detenido «el 26 de octubre en Valle Abajo por la PNB, tras ser denunciado por una persona de su entorno, que informó de sus actividades ilícitas y sobre lo que iba a hacer ese día en específico».

Añadió que «a Carreño se le capturó portando en su vehículo un maletín en el que había un fusil AR-15 con los seriales devastados, 12.000 dólares en efectivo y documentos con listas de personas y rutas hacia Colombia. Cuando se le preguntó sobre el maletín y su contenido, Roland Carreño manifestó que era de su propiedad y que el ciudadano que lo acompañaba solo era un conductor contratado para manejar su vehículo», añadió el Fiscal.

Evidencia recabada

Acotó que tras el allanamiento de su vivienda, con presencia de un fiscal del Ministerio Público, y el vaciado de su teléfono, se pudo conocer que este dirigente político es un importante, sino «el principal operador financiero de Voluntad Popular en el país».

«Se trata de una facción política que se ha dedicado desde 2014 a promover actos violentos como la quema de personas e instituciones, el uso reprochable de menores de edad en actos de violencia en los que han fallecido venezolanos. Sabemos que Voluntad Popular es un grupo violento y sin escrúpulos para financiar incluso operaciones como la Gedeón», subrayó.

El Fiscal General detalló que «en el teléfono del señor Carreño se han encontrado conversaciones en las que se reparten más de 60.000 dólares a operaciones dedicadas a la conspiración. (…) También se detalla la entrega de 15.000 dólares a los coordinadores nacionales de estos partidos, entre otras entregas de dinero. (…) Además, hay evidencia en el teléfono de que la Fundación Simón Bolívar destina esta suma de dinero (8 millones y medio de dólares) cada 6 meses a estos partidos».

«Hay una enorme cantidad de evidencia recabada que está siendo procesada, pero tras la detención y el allanamiento, ha quedado claro que Carreño es el encargado de repartir dinero que financia a los grupos que tratan de sumir a Venezuela en un conflicto», recalcó.

(LaIguana.TV)

 
Comentarios Facebook