En un comunicado difundido este sábado, la «Junta Administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela, S.A.» –instancia parainstitucional a partir de la cual Juan Guaidó y otros pseudofuncionarios se han hecho con el control de activos de la estatal petrolera en el extranjero, como Citgo Petroleum–, rechazó las acusaciones relativas al desvío de fondos provenientes de la Fundación Simón Bolívar para financiar actividades sediciosas y terroristas del llamado G4 que formulara el gobierno venezolano ayer.

La investigación adelantada por el Ministerio Público de Venezuela, así como el testimonio del periodista Roland Carreño, uno de los coordinadores de Voluntad Popular, tolda a la que pertenece Guaidó, dan cuenta de una red de malversación de dineros de la Fundación Simón Bolívar.

Previamente, estos dineros eran usados para costear tratamientos e intervenciones quirúrgicas de alto costo no disponibles en Venezuela, especialmente en niños, pero después de que María Poleo –pseudofuncionaria designada por Guaidó– asumiera el control de la Fundación, habrían sido empleados para financiar la actividad de los partidos Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo, así en la adquisición de bienes inmuebles, vehículos y hasta centros estéticos.

Según se indica en el texto difundido por la parainstitución en Twitter, «la Fundación Simón Bolívar está registrada en los Estados Unidos de América como una organización privada sin fines de lucro 501 (c) (3) y por ende, su desempeño está ampliamente regulado por las autoridades estadounidenses y bajo la legislación de ese país, lo que establece, entre otros términos, la prohibición de financiamiento a organizaciones políticas».

En relación con los recursos de la Fundación Simón Bolívar, la pseudojunta directiva se defiende, aduciendo que articulan sus esfuerzos «con otras organizaciones privadas sin fines de lucro, a fin de que las personas vulnerables, dentro y fuera de Venezuela, tengan acceso a la atención médica».

Desde que la administración Trump decidiera respaldar a Juan Guaidó, bloqueara los activos de PDVSA en los Estados Unidos y le otorgara el control al autoproclamado presidente interino, han pululado las denuncias sobre la ausencia de respuesta de la Fundación Simón Bolívar, lo que se ha traducido en un deterioro de la salud de quienes recibían financiamiento de la Fundación.

Un reportaje realizado en 2019 por la periodista Érika Ortega Sanoja, corresponsal de la agencia RT en Venezuela, recoge el testimonio de una familia venezolana que se trasladó a Argentina para que Isabella, su pequeña hija recibiera un transplante y el correspondiente tratamiento de mantenimiento, pero al interrumpirse abruptamente el flujo de dinero, les fue imposible sufragar los gastos médicos de Isabella y la menor empezó a sufrir el rechazo del órgano transplantado.

Por su lado, el periodista Clodovaldo Hernández, entrevistó a inicios de octubre de 2020 a Leudi Parra, vocera de los pacientes hepáticos cuyos tratamientos eran costeados por la Fundación Simón Bolívar.

Parra, madre de un menor afectado por el bloqueo de fondos de PDVSA en los Estados Unidos, denunció que la salud de los pacientes se había deteriorado grandemente, a consecuencia de que referida Fundación había suspendido, sin que mediara explicación alguna, el financiamiento de sus tratamientos y exámenes.

También le aseguró a Hernández que ella misma informó del tema a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas en materia de Derechos Humanos, Michelle Bachelet cuando visitó el país a finales del pasado año y solicitó su mediación, sin que hasta el momento de la conversación hubiera recibido respuesta alguna.

La pseudojunta directiva de Juan Guaidó, además de negar todas las acusaciones, responsabilizó al gobierno del presidente Nicolás Maduro de la situación de los afectados y de perjudicarlos todavía más con acusaciones, según ellos, infundadas.

«Los ataques no solo son infundados, sino que perjudican a la población venezolana más vulnerable, víctima de la crisis humanitaria», reza el trino que acompaña al comunicado.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook