El exescolta personal del presidente de los Estados Unidos y exsargento estadounidense Jordan Goudreau confesó que se reunió con funcionarios del gobierno gringo en el hotel y el campo de golf de su jefe, el magnate empresarial Donald Trump para planificar la Operación Gedeón contra Venezuela.

El plan, resaltó, tenía como objetivo forzar la salida del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, secuestrarlo para llevarlo a territorio estadounidense, e incluso, si la situación se volvía hostil, asesinarlo.

Un trabajo de investigación firmado por los periodistas Antonio María Delgado, Kevin Hall, Shirsho Dasgupta y Ben Wieder, publicado en diario El Nuevo Herald, señala que Goudreau afirmó que dos funcionarios del gobierno de Trump respaldaron a los organizadores de la incursión marítima de paramilitares y mercenarios entrenados en Colombia bajo el conocimiento de Iván Duque, y que finalmente fueron capturados por las autoridades venezolanas en las costas de La Guaira.

El mercenario, dueño de la empresa de mercenarios SilverCorp USA INC, dijo -durante dos entrevistas que sumaron casi siete horas- que hubo reuniones clandestinas en limusinas, lujosos apartamentos y restaurantes.

Los detalles están documentados en una demanda por incumplimiento de contrato que introdujo Goudreau en contra de Juan José Rendón, exasesor de Juan Guaidó, también firmante del documento.

La demanda fue presentada el viernes pasado por el abogado Gustavo García-Montes en el Tribunal de Circuito de Miami Dade, que exige el pago de 1,4 millones de dólares.

El medio indicó que el documento completo contiene una cláusula que le otorgaba a Guaidó la posibilidad de desvincularse de la insurrección si fallaba.

La Operación Gedeón terminó con la detención de dos exsoldados estadounidenses y casi medio centenar de venezolanos, además de seis combatientes ultimados al intentar entrar a Venezuela vía marítima y en una acción tipo comando.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook