El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, reveló recientemente en una amplia entrevista exclusiva que concedió a Últimas Noticias, importantes detalles y verdades sobre los políticos de ultraderecha, el frustrado golpe del 30 de abril de 2019, las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre y parte de su vivencia cuando contrajo la COVID-19.

El jefe de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en el encuentro en uno de sus despachos, aseguró que el prófugo de la justicia venezolana Leopoldo López tiene desde el 2002 tratando de acabar con la Revolución Bolivariana”.

“López si algo ha demostrado es una gran ineptitud. Ellos han tratado de involucrar a Maikel Moreno, yo hablé con Maikel a las 5:30 am el día 30 de abril. Trataron de involucrar al general Vladimir Padrino, igual yo hablé con Padrino. Algún día se va a saber todo”, dijo sobre el frustrado golpe de Estado del 30 de abril de 2019.

“Ellos de alguna manera lo que quieren es que la culpa recaiga en otra persona y ellos quedar en la oposición como que ‘me engañaron’ y ‘denme otra oportunidad’. Eso no les ha funcionado y yo creo que la mayor prueba es que allí está el presidente del Tribunal Supremo. Es Maikel Moreno. Creo que por los hechos se demuestra”, comentó.

“Nunca pensé que iban a tener éxito, porque estoy consciente de la solidez de los dos pilares fundamentales: de la Fuerza Armada y de nuestro pueblo”, aseguró sobre el fracasado ataque el 30-A.

A juicio del revolucionario, sobre los rumores de una posible traición de su parte, aclaró que “nadie me ha invitado a conspirar contra Nicolás y nadie me ha invitado a hacer un negocio porque saben que los voy a mandar pal carajo. No se les ocurre decirme a mí, invitarme a mí a un negocio ni a conspirar contra Nicolás Maduro”.

Cabello aseguró “no creer en la justicia norteamericana” ni en sus sanciones a funcionarios del Gobierno, “se congelan las cuentas, ¿cuáles cuentas?, se congelan los bienes, ¿cuáles bienes?, entonces vienen los lacayos de la Unión Europea a hacer lo mismo. El Mazo Dando está sancionado en la Unión Europea. Es una persecución política. Nos vinculan con el tráfico de drogas. Nosotros hacemos fiesta cuando se captura un alijo de droga”.

“Nos acusan de violación de derechos humanos, ellos (EEUU) buscan a una persona para montar un expediente y en base a ese expediente lanzan acusaciones”.

Se preguntó por qué la justicia norteamericana protegió a Posada Carriles, a Mezerhane, “que se robó los reales de los venezolanos” o a Eligio Cedeño. “Por qué protege a Colina que puso las bombas en la embajada de Colombia y España. Esa justicia es tan perversa que, si tú traicionas, el caso Cristopher, ya no tienes acusaciones”.

Sobre el autodenominado “presidente interino”, Juan Guaidó, el militante del Psuv, dijo sobre un posible segundo encuentro, que “yo no sé en verdad; me costaría mucho, pero en política uno nunca puede decir ‘no’. En aquel momento ese tipo llegó y se comprometió: ‘no, yo no me voy a juramentar’. Y al día siguiente se juramentó y sorprendió hasta a su propia gente”.

“Cuando yo me reúno con él (Guaidó), yo sé con quién me estoy reuniendo, perdóname que lo diga así, porque yo me he dedicado 20 años a estudiarlos. Cuando aparece él (Guaidó) y yo le digo a Nicolás es verdad ‘es un coco seco’ el tipo no tiene la más mínima idea de lo que es hacer política”, aseguró sobre el dirigente de ultraderecha.

A su modo de ver, Guaidó “tiene un toque, a lo mejor nosotros somos más locos que todos. Yo hablo más con la oposición de lo que la gente cree. Guaidó es una persona con problemas”.

Para Cabello, Guaidó “tiene que rendir cuentas ante la justicia por todo el daño que le ha hecho al país. En algún momento será. Quizás las elecciones de Estados Unidos marquen como un hito allí, como un punto de inflexión en algunas cosas”.

Sobre un posible debate político con la coordinadora de Vente Venezuela, María Corina Machado, el revolucionario dijo en la entrevista, “no sé si se aplica”, pero es aplicable siempre con María Corina de que “águila no caza mosca”, así como lo que le dijo el comandante Chávez.

Aseguró que políticamente, no tiene nada en contra de la excandidata presidencial Machado, ni del empresario Lorenzo Mendoza, ni del fugitivo Leopoldo López, porque todos ellos “son seres humanos”.

Luego de superar la COVID-19, el militante de la tolda roja dijo que “siente que Dios, con quien yo era muy alejado, yo entendí que hay una fuerza superior que el pueblo la lleva por dentro y que es lo que le permite al pueblo aguantar lo que haya que aguantar. Y yo sentía la fuerza de las oraciones de la gente y yo salgo convencido de que hay una fuerza superior, que algunos le llaman Dios”.

Sobre las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, Cabello aseguró que “ganar la Asamblea Nacional es más allá del triunfo electoral. Es un tema de reivindicación de lo que el pueblo logró con Chávez, logró con esas tres AN anteriores. Aprobamos más de 900 leyes en 15 años. Entre Nicolás, William, Ameliach, Cilia, Fernando Soto y mi persona”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook