El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió dejar en manos de la justicia el resultado de las elecciones presidenciales e irse a jugar golfo en un campo ubicado en las adyacencias de Washington.

Tal y como lo hiciera este sábado 7 de noviembre, cuando medios estadounidenses anunciaron al candidato demócrata, Joe Biden, como ganador de los comicios efectuados el martes 3 de noviembre. Este domingo, el magnate también prefirió refugiarse en el campo de golf en Sterling, Virginia, cerca de Washington, para distraerse de las presiones de la campaña y aliviar las tensiones de estos días poselectorales.

Trump continúa sin reconocer a Biden como el nuevo presidente de los EEUU, y asegura –sin pruebas que lo respalden- que los comicios están plagados de irregularidades. Ha anunciado que será la Corte Suprema la que decida quién es el presidente número 46.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook