El presidente argentino, Alberto Fernández, fue sometido a una prueba de COVID-19, cuyo resultado fue negativo, tras haber tenido contacto estrecho con un caso positivo, informaron este miércoles fuentes oficiales.

“Al ser contacto estrecho de un caso positivo COVID-19, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, ha iniciado el protocolo de aislamiento preventivo y obligatorio”, informó la Presidencia argentina en un comunicado.

De acuerdo a la información oficial, el jefe de Estado, de 61 años, se mantendrá aislado en la residencia presidencial de Olivos, en la periferia norte de Buenos Aires.

También fueron aislados y sometidos a pruebas el canciller argentino, Felipe Solá, y los ministros del Interior, Eduardo De Pedro, de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y de Cultura, Tristán Bauer, como así también el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, y el diputado oficialista Eduardo Valdés.

Según el comunicado, el presidente, Vitobello, Biondi y Valdés “ya fueron hisopados con resultado negativo”. “En las próximas horas se conocerá el resto de los resultados”, añadió la Presidencia.

Fernández tuvo una intensa agenda pública en los últimos días. El sábado pasado, viajó a Bolivia para asistir a la investidura presidencial de Luis Arce.

Argentina ha registrado desde el inicio de la pandemia un total de 1.273.356 positivos de COVID-19 y 34.531 fallecimientos.

(EFE)

Comentarios Facebook