Como un «impacto negativo» en la seguridad de su país, calificó el ministro de Justicia de Colombia, Wilson Ruiz, la presencia de venezolanos en tierras neogranadinas.

«No es desconocido para Colombia ni para el mundo que el problema de Venezuela es la cantidad de inmigrantes venezolanos que tienen muchos antecedentes delictivos y están impactando negativamente, desde luego, en la seguridad colombiana», aseguró el funcionario en una entrevista concedida al portal Voz de América.

Asimismo, se mostró de acuerdo con las declaraciones de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien propuso deportar a los venezolanos que hayan delinquido. Estas declaraciones fueron rechazadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por considerar que las mismas incitaban a la xenofobia contra venezolanos.

Según cifras oficiales, en las cárceles colombianas hay 1.200 presos de nacionalidad venezolana, lo cual no representa ni el 2% de la población total de privados de libertad que hay en ese país.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook